Si te encuentras aburrida, sin motivación y te cuesta ir a trabajar todas las mañanas quizá es momento de analizar si debes decirle adiós a tu. Aquí te damos algunas pistas para descubrirlo y tomar una gran decisión.

- Conoce la diferencia entre un trabajo y una carrera. Considera si estás en un empleo que se asemeja a una calle sin salida o estás en una posición que te permitirá seguir ganando conocimiento y experiencia.

- Pon en una balanza todas tus opciones. Es importante disfrutar de tu trabajo y de tu ambiente, pero también debes considerar los otros beneficios, el horario, el salario y la posibilidad de crecer.

- Tómate un descanso. Nada como parar un momento para tener una perspectiva de lo que tienes al frente. Pueden ser unos días de vacaciones o tal vez un solo fin de semana para analizar con profundidad lo que está bien y lo que está mal de tu situación laboral actual.

(Foto: Shutterstock)

- Las relaciones públicas son importantes. Estas nos pueden ayudar a lograr otros empleos y oportunidades, quizá hasta intentar otra carrera. Mantente en contacto con profesores, ex jefes, colegas para saber qué oportunidades hay en otros lugares.

- Empieza a buscar. Realiza una búsqueda sobre los posibles trabajos que te interesen, conoce nuevas compañías para estar al tanto de sus condiciones de trabajo, pues ese podría ser tu nuevo centro de labores.

- Sal de tu zona de confort. A todos nos asustan los cambios y entrar en algo nuevo nos causa incertidumbre. Asimila que esto será un poco al principio, pero estás en camino a realizar algo que te hará sentir bien contigo misma. 

 

TAGS RELACIONADOS