Norma Martínez parece una Norma Martínez. A ella es difícil imaginarla como una Cindy, una Flor o incluso una Carolina. Si como nos llamamos tiene que ver con quiénes somos, entonces Norma es un ejemplo de que forma y fondo a veces coinciden. La actriz ha sabido demostrar que su nombre de cinco letras, potente como un golpe, le cae  a ella mejor que a nadie. A Norma no la entrevistas, ella te entrevista a ti. A Norma no le tomas fotos, ella se apropia del lente de la cámara para mostrar lo que desea. Pero si tuviera que llamarse de otra forma, seguro su nombre sería curiosidad. O aventura. Porque han sido ambas. Norma no se cansa de aprender porque aún es capaz de sorprenderse. 

Mientras conduce el programa de historia “Sucedió en el Perú”, estudia el kamasutra sobre el cual montará un espectáculo en octubre. En tanto espera los resultados de los premios Tu Mundo, en los que ha sido nominada por su papel de villana en la novela colombiana La Esclava Blanca, Norma Martínez dirige la obra “¿Qué me pongo?”, un conjunto de monólogos sobre nuestra relación con la ropa. Un asunto que la curiosa Norma ha explotado hasta llegar a la reflexión. En estas historias, nuestra vestimenta es más que aquello que usamos para cubrirnos de la desnudez.  

En la obra hay un monólogo impactante sobre violencia sexual...
Este monólogo está desde la primera temporada, pero esta vez yo decidí cambiar la viñeta que sale en la pantalla del escenario, que antes era una cifra sobre las violaciones denunciadas, por el hashtag de Ni Una Menos. Esta coyuntura nos da la oportunidad extraordinaria para que nosotros en la obra, y ¿por qué no?, el teatro en general, se sume a este movimiento de forma concreta. Podemos ayudar a que el mensaje de Ni Una Menos llegue al público y siga presente en nuestras mentes y corazones. 

Existe ese prejuicio sobre el infierno que es trabajar entre mujeres ¿cómo te fue a ti al dirigir solo actrices? 
Para mí ese mito no es cierto. Tengo un equipo de chicas que se quieren, que la pasan bien, que se ayudan y están en la misma onda todo el rato. Yo no podría trabajar en un ambiente que no estuviera cargado de generosidad, de alegría, de entusiasmo por lo que estamos haciendo. 

Algunas personas se sorprendieron por la elección de una de las integrantes de tu elenco ¿por qué crees que ocurrió?
Creo que es por prejuicio. Sentimos la necesidad de encasillar a las personas, nos aterra que el statu quo se altere, nos da miedo que “alguien de aquí” se mueva “allá”. Es muy prejuicioso pensar así. En el caso de Tula (Rodríguez) yo la elegí y ha sido una elección muy acertada. Me siento muy feliz con esa decisión. Creo que las personas debemos movilizarnos de un lado a otro, eso nos hace más ricos y mejores.

La propia obra se “ha movido”, ahora está en el Cono Norte, una buena forma de descentralizar el teatro 
El que se aferra a las estructuras de lo establecido va a sufrir mucho, la vida se mueve todo el tiempo a mí eso es lo que me llena de alegría. Uno puede nacer en un lugar, pero toda la ciudad, todo el país, todo el mundo es suyo. ¿O sea que porque naciste en Abancay no puedes vivir en San Isidro? ¿O porque creciste en San Borja no puedes vivir en París? ¿Por qué? A mí me gusta mucho conocer la ciudad y moverme, y esta es una oportunidad para hacerlo. Me encanta la idea. 

¿De qué otras formas te mueves en la vida?
Para mí ninguna de mis experiencias ha sido ajena a mi vocación de actriz. He trabajado como bartender, camarera, con mi mamá cuando tenía una cafetería en la Universidad de Lima… Es decir, cualquier experiencia me resulta interesante, porque siento que siempre me servirá para mi oficio. Soy una persona curiosa, inquieta, por eso nunca me he negado a una experiencia antes de que ocurra, sería como especular. El futuro no existe, es una ilusión, solo tenemos el presente.

No te pierdas la entrevista completa en nuestra edición impresa. 

Algo más:

“Adela” es el personaje que Norma Martínez interpretó en la serie colombiana de época “La Esclava Blanca” de Caracol Televisión. Una española dura, dueña de una hacienda de esclavos, madre de uno de los villanos de la historia. Por ese rol Norma ha conseguido una nominación en la categoría “La mala más buena” de los premios Tu Mundo, de la cadena Telemundo. “Estar nominada para mí es como haber ganado, es un mercado donde no me conocen y me alegra que a pesar de ello hayan valorado mi trabajo” dice la actriz. La premiación es el 25 de agosto en Miami. La selección la hizo el público en  

“¿Qué me pongo?”

Magdyel Ugaz, Mayra Couto, Monserrat Brugué, Ana Cecilia Natteri y Tula Rodríguez interpretan una serie de monólogos que demuestran que la ropa es mucho más importante de lo que creemos. “¿Qué me pongo?” va desde el 11 de agosto en el Teatro Plaza Norte. Viernes, sábado y domingo. Solo son 15 funciones. Entradas en Teleticket o en la puerta del teatro. 

Agradecimientos: 

Locación. Sáenz Peña 206, Barranco; Hair & Make Up: Carolina Anaya. Look de portada: Vestido de  y aretes de Camisa y leggins de H&M Studio; zapatos Prüne; chompa y palazzo Ayni; aretes Metric.

TAGS RELACIONADOS