Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Actitud Viù

La historia de la piurana que reinventó los chifles para darle una alegría a su mamá

Ninoska Vilela es piurana, tiene 53 años y es la mente detrás de “Orgánicos Don José”, una marca de chifles orgánicos que busca promover la cultura alimenticia en nuestro país.

emprendimiento

(Foto: Difusión)

Ninoska ha hecho de todo. Ha trabajado en una empresa de tarjetería, ha preparado arreglos florales, ha sido decoradora y hasta ha tenido su propio quiosco ambulante. Aunque estudió la carrera de economía en la Universidad Nacional de Piura y trabaja como asistente en una empresa hace varios años, el sueldo jamás le alcanzó para mantener a su hija. Es madre soltera. Se divorció hace 27 años, y desde entonces, el camino ha sido cuesta arriba. Empinado. Muy empinado. Pero hoy la historia es otra. Ninoska parece haber alcanzado, por fin, la ansiada cima.

Hace dos años, creó “Orgánicos Don José”, una marca de chifles orgánicos que busca promover la cultura alimenticia en nuestro país. Todo empezó por amor a Juana, su madre querida.

“Hace cuatro años, mi mami enfermó de insuficiencia renal. A medida que pasó el tiempo, se fue empeorando y tuvo que pasar por diálisis. Allí fue cuando el doctor me recomendó prepararle comida orgánica”, cuenta Ninoska. “No tenía idea del universo orgánico, así que comencé a investigar. Empecé con los chifles porque a mi mamá le gustaban muchos, pero se ponía mal cada vez que los comía. Entonces, le preparaba chifles de banano orgánico. Luego, aprendí a hacer tortas y pasteles de verduras orgánicas", explica.

Hace tres años, todo cambió cuando la mamá de Ninoska falleció. Entonces, su hija le propuso seguir preparando comida orgánica, pero esta vez a modo de negocio. 

"Cuando mi mamá fallece, mi hija me anima a abrir un negocio de chifles orgánicos. Estaba convencida que podríamos ayudar a otros pacientes a vivir saludable y comer rico. Y así fue como empezamos”, revela.

Hoy, “Orgánicos Don José” es una empresa familiar. Ninoska, sus dos hermanas y su hija están detrás de cada detalle. Cada una se encarga de la producción, distribución y presentación de cada producto. Y el camino no ha sido fácil, pues la alimentación orgánica no es muy popular en el noroeste del Perú. Pero, a ellas nada las detiene.

"Es difícil. A pesar de que Piura es un departamento con gran oferta de cultivos orgánicos, hay muchas personas que no saben lo que es la alimentación orgánica. Los clientes nos preguntan cuál es la diferencia entre un cultivo orgánico y uno normal. Aún tenemos que explicarlo, aunque parezca increíble”, señala. "En Piura aún no existe la cultura alimenticia que nosotros quisiéramos. Por eso, difundirla es nuestra siguiente meta", agrega.

Sin embargo, en sus primeros años han logrado bastante. Lo que empezó en su natal Piura, hoy llega hasta Lima de la mano de las bioferias de La Molina y Barranco. Semanalmente, ingresan de 10 a 15 kilos para cada bioferia. Un monto que cada vez crece más. Además, el año pasado ampliaron su oferta de productos: además de chifles, ahora ofrecen chumbeques, mazapanes, alfajores, empanadas y tortas orgánicas; todos los postres que alguna vez fueron los favoritos de Juana. Ella siempre está presente.

Aunque claro, los chifles siguen siendo su producto estrella.

La semana pasada, Ninoska ganó el primer lugar en el concurso organizado por la comunidad "Yo Madre", de la bloguera Rocío Oyanguren, con el apoyo de Arca Continental Lindley. Tras recibir el galardón, Ninoska se hizo acreedora de 5 mil soles en efectivo y una beca de estudios para estudiar en Zegel IPAE. Un éxito que le ha dado más ganas de seguir adelante. 

"Me siento realizada. Esa es la palabra. Porque empecé de nada y he ido escalando poco a poco. Y este es el regalo de todo el esfuerzo.  Nada es fácil en esta vida. Hemos pasado varios tropiezos pero aquí estamos. Esto demuestra que todo es posible si creemos en nosotras mismas. Las mujeres lo podemos todo. Solo es cuestión de creer en nosotras mismas y ser perseverantes", reflexiona. 

Ahora, su meta es llegar a más rincones de Lima y así, seguir promoviendo la cultura alimenticia en nuestro país.

"Nuestra meta en los próximos meses es posicionarnos aún más, tanto en el mercado piurano como en el limeño. En Lima, estamos tratando de ingresar a la bioferia de El Polo y a los Domos de la Costa Verde con nuestros productos. Y en Piura, nuestra lucha es la cultura alimenticia. Es necesario promover la comida orgánica", comenta. 

El Dato

Los productos están disponbles en las bioferias de Barranco y La Molina. También puedes hacer tus pedidos al número 3444002. 


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ