Seis maneras de aprovechar al máximo el tiempo de hacer tareas
Seis maneras de aprovechar al máximo el tiempo de hacer tareas
Redacción EC

El año escolar está a punto de acabar pero eso no implica que las  y los exámenes ya hayan terminado. Tus hijos aún necesitan continuar con su rutina de estudio en casa y es tu responsabilidad ayudarlos para que ese tiempo que invierten sea muy productivo.

Estos tips pueden ayudarte a hacer que ellos le saquen el jugo a las horas que pasan haciendo tareas y pueden servirte no solo en los meses de colegio sino también con las asignaciones que les manden durante un curso de verano o en el caso de llevar algún curso de idiomas.

1. Tengan un lugar establecido

Procura que tu tenga en casa un espacio ideal para realizar sus tareas escolares y que sea el único sitio donde las haga. Debe tener una mesa adecuada, una silla cómoda y una buena iluminación así como todos los elementos que pueda necesitar para estudiar como diccionarios, libros de consulta, sus útiles, etc. Si es posible, evita que sea cerca de espacios con distracciones como el comedor, donde transita mucha gente o juegan sus hermanos, o la sala de televisión.

2. Ármate de paciencia

Que tus hijos hagan las tareas implica que serás bombardeada con decenas de preguntas, algunas de ellas repetitivas, y tendrás que ayudarlos con todas sus dudas. Si estás haciendo alguna actividad en la que necesitas estar concentrada, mejor realízala cuando ellos hayan terminado para evitar interrupciones o enfócate un 100% en apoyarlos.

3. Elógialos

La mejor manera de hacer que tus hijos disfruten del tiempo de hacer las tareas y sean más eficientes es incentivándolos con comentarios positivos y elogiándolos cuando algo les sale bien. Recuerda que las cosas que para ti son muy simples a ellos les pueden resultar complicadas y hay que motivarlos a intentarlas y premiar su esfuerzo al resolverlas.

4. Revisa previamente sobre el tema

Es de esperarse que no recuerdes todo lo que te enseñaron en el y que tus hijos están aprendiendo ahora. Por eso, en algún momento libre del día, aprovecha de refrescar tus conocimientos basándote en lo que hicieron el día anterior. Así, cuando deban sentarse juntos a resolver las tareas de hoy, puedas tener una idea mejor de cómo se hacen las cosas y puedas asesorarlos mejor.

5. Elaboren una rutina

Es probable que cuando tus hijos regresan del colegio tengan tareas en varios cursos todas para mañana. Para que la hora de estudio no sea un asunto tedioso, pregúntales que quieren hacer primero o, si ya tienen la edad necesaria, que te digan qué es lo más importante para el día siguiente. De esa manera, ellos sentirán que son parte del plan de trabajo y no solo están obligados a hacer lo que tú o la les manda.

6. Dales un descanso

No los persigas por la casa con las tareas apenas regresan del colegio. Dales un momento para almorzar tranquilos y que se distraigan un poco luego de estar en clases durante ocho horas seguidas: permíteles jugar un rato con sus hermanos o hacer algún deporte. Eso sí, no dejes que el tiempo se extienda demasiado sino será más difícil enfocarlos en la tareas.