La celulitis aparece en zonas corporales como el abdomen, caderas, glúteos y muslos, con alta concentración de células grasas o adipositos, lo cual es un problema estético frecuente en las mujeres.

Por alguna razón no esclarecida, dichos adipositos aumentan de tamaño –explica la dermatóloga Betty Sandoval– y ejercen presión sobre los vasos sanguíneos, dificultando la circulación de la sangre y del líquido linfático (que recoge las sustancias de desecho del organismo). El resultado: la piel toma un aspecto rugoso, propio de la tan conocida piel de naranja.

Esta condición de la piel puede agudizarse o empeorar debido a los cambios hormonales (adolescencia, embarazo, menopausia), los antecedentes familiares, el sedentarismo y la alimentación rica en grasas, azúcares y sal. ¿Cómo prevenir y controlar este problema? Aquí te lo contamos.

TAGS RELACIONADOS