Redacción EC

Además de delicioso, el chocolate es nutritivo y puede ser muy provechoso en varios aspectos de nuestra salud. Por ese motivo, Ana María Bugosen, maestra heladera de Cafeladería 4D, comparte cinco grandes beneficios del “alimento de los dioses”, llamado así por los aztecas, por ser un estimulante para el cerebro.

“Es importante que las personas sepan distinguir entre un chocolate elaborado con sucedáneos y saborizantes de aquel que realmente contiene cacao puro y de buena calidad. Un chocolate con al menos 65% o 70% de cacao es recomendable para el consumo”, señala  Bugosen. 

1. Es nutritivo. Contiene una cantidad considerable de fibra soluble y está repleto de minerales.

2. Da sensación de bienestar. Estimula la hormona serotonina mejorando el humor y aliviando el estrés.

3. Mejora la función cerebral. El cacao también podría mejorar significativamente la función cognitiva en personas mayores que sufran de alguna disminución en sus capacidades mentales.

4. Reduce la presión arterial. Una de las funciones de este ingrediente es la de enviar señales a las arterias para que se relajen, lo cual disminuye la resistencia al flujo sanguíneo y, así, reduce la presión sanguínea.

5. Hace bien al corazón. Promueve un flujo adecuado de sangre debido a que posee potentes antioxidantes pertenecientes al grupo de los flavonoides.