Cada día vemos chicas que dejan atrás la idea del cuerpo delgado y esbelto por uno tonificado, fuerte y marcado. Serena Williams, una de las mejores tenistas de la historia, es una de ellas y con el tiempo ha aprendido a amar sus músculos.

“Hubo una época en la que no me sentía confiada con mi propio cuerpo porque pensé que era muy fuerte. Luego me tomaba un segundo y pensaba: ¿quién dice que soy muy fuerte? Este cuerpo me ha permitido ser la mejor jugadora que he podido ser. Es genial. Y ahora mi cuerpo tiene estilo”, dijo Serena en una entrevista para "".

Y es cierto. Las mujeres musculosas deben enfrentar muchos prejuicios y críticas debido a la forma de cuerpo, ya que este no calza en los cánones de lo femenino. Sin embargo, la tendencia a ganar músculo sigue creciendo entre las mujeres y enfrentan las críticas un paso a la vez.

¿Cuáles son los problemas que estas chicas con músculos enfrentan en su vida cotidiana? Conócelos.

 

TAGS RELACIONADOS