Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Estar Bien

Cinco trucos que te ayudarán a comer más lento

La prisa con la que comes puede influir en el nivel de azúcar y calorías que consumes cada día

Cinco trucos que te ayudarán a comer más lento

Cinco trucos que te ayudarán a comer más lento

Comer demasiado rápido es un hábito común, que solo se consigue cambiar mediante la constancia. Aquí algunas recomendaciones para ayudarte a lograrlo:

1. Elimina las distracciones: ver televisión o leer evita que te concentres en lo que estás comiendo y, por tanto, te empuja a hacerlo con mayor velocidad.

2. Bebe agua con la comida: así te obligas a dejar el tenedor a un lado y terminar de masticar antes de beber, lo cual alarga el tiempo que te tardas en comer.

3. Busca compañía: dado que solo tienes una boca para hablar y comer, es obvio que si mantienes una conversación con alguien, comerás más despacio.

4. Evita pasar demasiadas horas sin comer: si llegas a la mesa hambrienta comerás siempre más rápido y en exceso y agregarás calorías innecesarias.

5. Crea un ambiente: dale su tiempo y su lugar a tu comida. Prepara la mesa, coloca música y procura relajarte. La ansiedad también te hará comer

Beneficios de comer con palillos 

El mes pasado, la Universidad Nacional y el Centro de Investigación Nutricional de Singapur realizaron una pequeña investigación, en la cual compararon los hábitos alimenticios de personas que usaban cubiertos, palillos o simplemente sus manos para comer; y descubrieron que aquellos que utilizaban palillos controlaban mejor los niveles de azúcar en su sangre.

Los palillos son un excelente truco para comer lento y conscientemente: hacen falta varios minutos y profunda concentración para conseguir que esa lechuguita vaya desde el plato hasta tu boca, sin caerse en el camino. Pero, en suma cualquier utensilio funciona del mismo modo si procuras consumir tu comida con más calma, saborear bien tus alimentos y aprovecharlos mejor.

__________________

43 bocados toma terminar un tazón de arroz cuando comes con palitos mientras que si lo haces con una cuchara terminarás en solo 17 bocados.

___________________

La cantidad de alimento que se puede agarrar con un par de palillos es siempre menor a la que se puede tomar con cualquier otro utensilio. Por ello, «al usarlos se come bocados menores y se tarda más tiempo en comer», lo cual contribuye con disminuir el azúcar en la sangre, asegura Jeyakumar Henry, del Centro de Investigación Nutricional de Singapur, y uno de los responsables del estudio.

El uso de palillos no solo ayuda a controlar los niveles de glucosa, hay muchos que aseguran que también puede contribuir para alcanzar el peso ideal. De acuerdo con la autora del libro «La dieta de los palillos», Kumiko Barber: la envidiable figura esbelta de las mujeres japonesas tiene mucho que ver con sus hábitos en la mesa. «Una de las razones por las cuales las japonesas se mantienen delgadas es su práctica de utilizar palillos. Al usarlos te obligas a desacelerar y a comer menos», asegura Barber.

Pero, dado que es irreal pensar que a partir de ahora vas a reemplazar los cubiertos que has usado toda la vida y pasar a comer cebiche con palillos, algo que definitivamente puedes comenzar a hacer es comer más despacio. Ya sea que uses cuchara, tenedor o palillos, lo que realmente cuenta es la prisa con la que comes. 

Con información de Sandra Yépez Ríos

 

Tags Relacionados:

alimentación

Nutrición

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada