Salir a correr y a hacer ejercicio por la calle no es tan simple como parece. Puedes pensar que solo debes comprarte un par de zapatillas deportivas y empezar a trotar sin problemas. Pues no es así.

Para empezar a correr hay que tener en cuenta muchas cosas. Es importante hacerte un chequeo médico para medir tu físico y saber hasta qué punto puedes llegar, así como contar con una adecuada hidratación.

Conoce en esta galería algunos de los errores más comunes que suelen cometer las runners principiantes.

TAGS RELACIONADOS