Módulos Temas Día

Gina Yangali: "Las feministas estamos en una lucha que dará frutos"

¿Qué hay en el horizonte de esta actriz y cantante que habla sin filtros sobre el arte, el feminismo y el amor? Tenla en tu radar.

Un órgano, una guitarra, una batería, micrófonos y parlantes decoran la sala de su departamento. Allí, en su sofá blanco, conversamos mientras Kiki y Anís, sus perros Yorkshire, se divierten a nuestro alrededor. Gina Yangali es directora, cantante y actriz –su último personaje fue Nataly en la telenovela “Ojitos Hechiceros”–. Facultades no le faltan.

Ser parte de una banda de rock, junto a su hermana mayor y a su papá, fue uno de sus juegos infantiles favoritos. Y no estuvo tan lejos de la realidad. Hace dos meses lanzó “Somos”, la balada pop con la que inicia, oficialmente, su carrera como solista.

La canción cuenta con 21 mil reproducciones en Spotify y el videoclip tiene siete mil vistas en YouTube. Pero Gina quiere más. “He puesto mi corazón en este proyecto y creo que la aceptación del público es consecuencia de eso. Ahora, me gustaría que llegue a la radio. Estoy tocando puertas para que suceda”. Con su perseverancia, para ella heredada de su padre, seguro se abrirá paso.

Tienes 26, ¿a qué edad decidiste ser artista?
De niña llevé talleres de teatro, y en el colegio bailé y canté en el coro. Sin embargo, supe que quería dedicarme profesionalmente al arte a los 14 años, cuando integré el elenco de “Jesucristo Superstar”, un musical de la Asociación Cultural Preludio. Me avisaron que Denisse Dibós, productora y actriz, buscaba gente. Participé en la obra y encontré, en el teatro musical, mis tres pasiones reunidas: la actuación, el canto y el baile. Hablé con los actores y descubrí que podía formarme como artista en Lima.

En el 2009 ingresaste a la Facultad de Artes Escénicas de la PUCP. ¿Sentiste miedo?
Sí. A pesar de eso, tuve la convicción de que todo saldría bien si creía en mí. Si me trazo una meta, no paro hasta alcanzarla. Es vital creer en ti misma para que el resto pueda hacerlo. Me gradué en el 2015.

¿Crees que un artista se debe a su público?
Agradezco cuando el público me reconoce por mi trabajo y siempre lo haré. Me encanta reunirme con mis seguidores y responder a sus mensajes, pero no puedo basar mi carrera en la opinión de las personas ni estar pensando cómo agradarles. Me decido por lo que considero correcto, abro mi corazón y confío que eso será suficiente.

¿Qué rescatas de tu experiencia cantando en el reality “Rojo fama contrafama” (2013)?
Yo era feliz estudiando y haciendo teatro musical (como “Rent”, “Amor sin barreras” y “Hairspray”). Jamás había pensado en la posibilidad de un reality. Ese fue mi debut como cantante y en televisión. Me costó muchísimo. No tenía repertorio ni sabía qué le quedaba mejor a mi voz. Fue un descubrir constante que me permitió conocerme más en esta faceta. También me sirvió para crecer como persona, porque no era un personaje, era yo. Aunque lidiar con las críticas diarias no fue fácil, aprendí a manejarlas. Comprendí que nunca satisfaré a todos. Hay gente que me apoyará y gente que no lo hará. Me quedo contenta por la que sí lo hace.

Tras competir en en el programa dejaste el canto y retomaste la actuación. ¿Por qué regresaste este año a la música?
Es verdad, me aparecieron musicales como “La chica de la Torre de Marfil” y “Los locos Addams”. Vuelvo con “Somos” porque extrañaba mi faceta de cantante. Lucía Covarrubias compuso el tema para mí. Quería uno que mostrara mi onda. “Somos” es una historia de amor, de esas que nunca acaban aunque sabes que debería terminar. El videoclip presenta a una mujer fuerte, que se empodera y sale de la situación dañina.

¿Has tenido relaciones tóxicas?
Cuando hubo una que pudo serlo, la terminé. Si quieres a alguien, lo cuidas, no lo hieres. En la actualidad, si viene un chico y anda con juegos, le digo que conmigo las cosas se hacen bien. A medias tintas, no. Me valoro para que repercuta en los otros y me quieran como yo me quiero.

¿Cómo superas los momentos difíciles?
Soy muy reflexiva. Me gusta analizar el problema, cuestionarme y pensar qué haré para que no ocurra de nuevo. Si no puedo solucionarlo sola, busco la ayuda de un psicólogo. También recuerdo que no hay que vivir en el pasado ni en el futuro, sino en el presente. Sobre el ahora se puede hacer algo.

Eres feminista. ¿Por qué lo consideras importante?
En nuestra sociedad, las mujeres somos minimizadas. Nos tratan como objetos sexuales o seres que solo sirven para criar a sus hijos y que únicamente están completas cuando se casan. No necesito a una pareja para ser suficiente. Soltera, casada, viuda o divorciada valgo por mí misma, no por la persona que tenga al lado. Las feministas estamos en una lucha que dará frutos. Pero todavía nos falta un camino largo por recorrer.

¿Qué opinas de la despenalización del aborto?
Estoy a favor. Las mujeres abortan y lo seguirán haciendo. Es una realidad que debemos asumir. Algunas mueren a causa de ello; es decir, por procedimientos clandestinos e inseguros. Si una mujer decide abortar porque no tiene la estabilidad emocional, económica o el anhelo de ser madre, no hay derecho a exigirle una maternidad no deseada.

¿Te parece que el arte es un medio para difundir mensajes de tolerancia, inclusión y diversidad?
Así es. El arte es un espacio de reflexión, de diálogo, de sensibilización. Para mí, además, es una forma de expresarme, que es una necesidad básica del ser humano, y una terapia constante. Me hace sentir libre y viva.

Al ser mujer y artista, ¿sientes la presión por cumplir un estándar de belleza?
Si un personaje requiere que me tiña de rubia, lo hago por mi compromiso con el papel, no para encajar en el molde de la sociedad. Este año, para la obra “Cabaret”, bajé seis kilos, pues quería sentirme más ágil al bailar, no porque alguien me lo pidiera. Lo que te hace bella es la autenticidad.

El 2019 se estrenará la película “Rapto”, en la que participas. ¿Qué sueños te faltan cumplir?
Allí tengo un rol pequeño... Sueño con más experiencias en el cine y quiero continuar con el teatro. El 13 de noviembre estaré en “Té de tías”, una obra sobre la amistad, en Plaza Norte. La próxima me gustaría que fuera un drama. También seguiré con mi proyecto musical. En la vida, no puedes dejar que un no te derrumbe. Si deseas algo, lo gestionas. Debes perseverar y tener seguridad en ti misma. Siempre.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada