Redacción EC

Alessandro Michele, director creativo de Gucci, ha vuelto a poner en evidencia su pasión por lo oscuro y abrumador. Esta vez, la pasarela del Gucci Cruise 2019 ha transcurrido, nada más y nada menos, que en una necrópolis romana ubicada en Arlés, Francia. 

Se trata de Los Alyscamps, uno de los lugares calificados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El lugar fue el match perfecto para una colección inspirada en la muerte y los símbolos religiosos. Una vez más, como en el MET Gala 2018, la moda y la religión se unen en un mismo sitio.

La colección estuvo marcada por los tonos rosados y verdes y los accesorios asociados a la religión como las cruces en chokers de terciopelo, broches brillantes, aretes, rosarios, entre otros. Los vestidos y trajes conquistaron la pasarela. Un romanticismo gótico digno de admirar.

Recorre la galería que acompaña esta nota y descubre más detalles de la colección Gucci Cruise 2019

TAGS RELACIONADOS