Módulos Temas Día

Isza Pennano: "Si no tienes amor propio, no puedes amar a nadie más"

Sobre el deseo de crear canciones con alma y el poder del amor ante las críticas. Esta es una toma cercana de Isza Pennano, una cantante de pop que no teme decir lo que piensa.

En su casa, con sus cinco hermanas mayores y su hermano menor, creció al ritmo de artistas como Mercedes Sosa, Chabuca Granda y Simon & Garfunkel, los favoritos de sus padres Guido y Cecilia. Además, en el techo y con los audífonos puestos, disfrutaba a solas de Alanis Morissette, Gwen Stefani y The Corrs. "Ahora me encantan Jorja Smith, Kehlani y Tom Misch. Tengo 23 años y he escuchado de todo. Soy melómana", revela Isza.

¿Se puede conocer a una persona por la música que oye? A ella, la tonelada de influencias la hizo crear algo único: “Blue Fire”, su primera canción. Masterizada por Randy Merrill –responsable de trabajos como “Reputation” de Taylor Swift, “Evolve” de Imagine Dragons y “Joanne” de Lady Gaga–, aquí confluyen instrumentos electrónicos y acústicos. “Es una mezcla, un pedacito de mí”, dice.

La lanzó oficialmente el 4 de mayo y en una semana alcanzó el cuarto puesto en Las 50 más virales del Perú, de la plataforma Spotify. Al mes, tenía 80.000 plays. En estos días prepara una gira por México. Su primer EP saldrá el 2019. A Isza algo grande está por sucederle.

¿Qué historia cuentas en “Blue Fire”?
Una de desamor. De una chica que está con un chico que no le conviene y se da cuenta de ello. La letra, además, habla de las perspectivas: “You think fire is blue and that makes you a fool” (Piensas que el fuego es azul y eso te hace un tonto), pero el fuego, dependiendo de la temperatura, sí es azul. También es rojo. Es decir, no existe una sola verdad, hay que escuchar los diversos puntos de vista.

¿Cómo fue el proceso creativo?
Fue hermoso y muy difícil. Una montaña rusa de emociones. “Blue Fire” la compuse con mi productor David Chang y, en el proceso, sufrí de ansiedad, inseguridad, miedo. Lloré. Llegué al punto de necesitar un tiempo fuera, así que durante meses no fui al estudio. Cuando regresé, se sumó el productor Adrián Mendoza. Empezamos de cero y, cuatro sesiones después, terminamos la canción. Me conozco más gracias a esto, porque ha sido una introspección para entender lo que quiero como artista.

¿Qué quieres transmitir con tu música?
El próximo año estará listo mi EP con cuatro canciones acerca del amor, la revancha, la lucha y el empoderamiento. Para transmitirle algo al público, tu música debe tener alma. Tienes que ser real, vulnerable y estar dispuesta a mostrar partes de ti. En un mundo lleno de odio, trato de contribuir de manera positiva a través de ella.

¿Cómo lidias con las críticas?
He oído que, en el Perú, cantar en inglés es una pérdida de tiempo y que si lo haces eres una pobre chica que pretende ser extranjera. Algunos creen que a mí me regalaron las oportunidades, cuando fui yo quien las creó. No cuento con manager, padrinos ni inversionistas. He pasado meses en un estudio de grabación y he trabajado duro para pagarme mi carrera musical.

También han cuestionado tu físico…
En Instagram me escribieron: “Tienes los dientes separados, qué horror”. Le respondí: “Gracias linda, te quiero un montón, te mando un beso”. La chica borró su comentario. Me dijeron que parecía embarazada. Contesté: “Sí, tengo cinco meses de hamburguesas”. Si alguien te tira odio, devuélvele cariño. Mándale corazones, buenas vibras y solita desaparecerá. No puedes controlar lo que opinen de ti, pero sí puede resbalarte.

¿Siempre te sentiste segura de tu belleza?
No, en lo absoluto. Tengo pecas en todo el rostro, labios grandes y los dientes separados. En mi colegio, el San Silvestre, la sonrisa de mis compañeras era perfecta. Entonces, pensé que la mía debía ser igual y me puse brackets. Cuando terminó el tratamiento me miré al espejo y no me sentí yo. Decidí no utilizar más el paladar y dejé que se volvieran a separar porque eran parte de mí y se han convertido en un statement. Ahora, intento cuidar mi figura, más que nada por salud. Como menos grasas y carnes, más verduras y menestras, tomo más agua. No lo negaré: me gustaría una cintura más pequeña y más curvas, pero no me angustio ni cuento cada caloría o cada kilo.

¿Qué tan importante es el amor propio?
Si no tienes amor propio, no puedes amar a nadie más. Tienes que aprender a hacerlo de manera saludable, respetarte a ti misma y estar en una relación en la que tu pareja te respete. Si no lo hace, simplemente no te quiere. La salud mental es fundamental y la gente no se da cuenta. Si no posees las herramientas para lidiar con tus problemas emocionales, recurre a ayuda profesional. No sientas vergüenza por reconocerlo, ni tengas miedo al qué dirán. Busca tu paz.

Además de cantar, estudias Comunicación y Publicidad. ¿En algún momento pensaste en no dedicarte a la música?
En primaria, era la solista del coro y la música siempre fue parte de mi vida. A pesar de eso, al salir del colegio no sabía a qué dedicarme. Aunque tienes 16 años y sueños increíbles, te mueres de miedo por no cumplir con lo que exige la sociedad, como elegir una carrera tradicional. Ser cantante en este país es difícil y opté por Comunicación y Publicidad en la UPC porque desde niña fui una comunicadora innata. Tiempo después cuestioné esta decisión y entré en una etapa de crisis. ¿Qué hacer? ¿Dejar la Publicidad, volver al canto o escoger algo distinto? Me abrumé. Al final, descubrí que ir a la universidad no implicaba dejar de hacer otras cosas, como la música. En el 2013 conocí a Lucas Torres, comenzamos a cantar al año siguiente, nos gustó cómo sonábamos juntos y en el 2015 formamos oficialmente el dúo ”Isza y Lucas”, que fue bastante popular y que sigo integrando. Esto, además de mis proyectos personales.

Siempre contaste con el apoyo de tus padres, ¿qué significa para ti la familia?
La característica de los Pennano es que somos unidos. Mis padres y mis hermanos me enseñaron que los obstáculos se enfrentan. Si te caes, te levantas y caminas hacia adelante. Haces lo posible por resolver el problema. No puedes quedarte sentado con los brazos cruzados porque, de lo contario, nada ocurrirá. Sin embargo, si no puede solucionarse, pasas por encima y sigues. No hay peor cosa que estancarte, pues te quedarás en pausa toda tu vida. ¿Qué significa mi familia? Lo es todo, todo mi universo.

Tags Relacionados:

Isza Pennano

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada