Redacción EC

Todo en exceso es dañino. Y la alta ingesta de alimentos con azúcar no se libra de ello. Tranquila, a veces es bueno el consumo de dulces, ya que el cuerpo suele pedirlo como calorías para manejarse durante el día; o en otros casos nos puede ayudar con una 'dosis de felicidad' al estimular sustancias como la endorfina. 

Sin embargo, hay momentos en los que debemos saber identificar cuándo poner un alto, pues podrían llevarnos al otro extremo: mal humor, agotamiento y hasta ataques ansiedad. ¿La solución? tratar de medir su consumo y no abusar de los alimentos con azúcar en situaciones donde la ansiedad rija nuestra mente.

Para conocer los efectos que provoca el alto consumo de azúcar en nuestra alimentación, solo recorre la fotogalería. ¡Toma nota!

TAGS RELACIONADOS