Redacción EC

La espera terminó. Tras meses de especulación por fin podemos ver el vestido que eligió Meghan Markle para su tan ansiada boda con el príncipe Harry. A pesar de los rumores- que señalaban a casas de moda como Ralph & Russo- la suerte ha sido de Givenchy, precisamente de Clare Waight Keller, la primera directora artística de la marca.

El vestido es todo lo que esperábamos: clásico, elegante y con una cola espectacular. Con una esencia sobria, el modelo lleva cuello de barco y una silueta ceñida. Los toques especiales: el velo que cubría su rostro y la tiara de la Orden de Esplendor, prestada de la Reina.

Todo ello acompañado de un maquillaje sencillo y unos aretes de diamante que resaltan el rostro. Recorre la galería que acompaña esta nota para descubrir más detalles sobre el vestido de Meghan Markle.