(Fotos: AFP)
(Fotos: AFP)
Luciana Villegas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Para quienes hablamos de , nunca ha sido un secreto el valor político que la indumentaria puede adquirir. La ropa tiene el (valioso) poder de comunicar: sus combinaciones, elecciones y estilismos pueden alzarte a lo más alto, o hundirte en la profundidades. En el 2018, lo comprobamos cuando la ex primera dama de los , Melania Trump, lució una chaqueta de Zara estampada con la frase “I really don’t care. Do U?” (La verdad es que no me importa. ¿A ti?); en una visita a un albergue de niños en Texas. Lo que vino después era de esperarse. Este miércoles, fuimos testigos del escenario opuesto durante la investidura presidencial de , en la que los looks de los políticos y artistas dieron mucho por qué aplaudir.

MIRA: Kamala Harris: las claves del look que eligió para convertirse en la (primera) vicepresidenta de Estados Unidos

El primer look que llamó la atención, por supuesto, fue el de la primera dama Jill Biden. La educadora lució un vestido azul con detalles transparentes y un abrigo a juego, todo de la diseñadora Alexandra O’Neill, directora creativa de la firma Markarian. La decisión de encomendarle un look tan importante a O’Neill- una diseñadora joven que viene pisando fuerte en las pasarelas de Nueva York- es, sin duda alguna, un abrazo a la moda emergente del país. Además, Markarian es una firma sostenible: un compromiso con el planeta que justamente es una de las promesas más fuertes del gobierno de su esposo.

Jill Biden se decantó por un atuendo de la firma Markarian, mientras que Kamala Harris lució un look del diseñador Christopher Jhon Rogers. (Foto: AFP)
Jill Biden se decantó por un atuendo de la firma Markarian, mientras que Kamala Harris lució un look del diseñador Christopher Jhon Rogers. (Foto: AFP)

Kamala Harris, la primera vicepresidenta de Estados Unidos, ha sido otras de las personalidades que ha acaparado las miradas este miércoles. La mandataria californiana, conocida por sus luchas sociales como el feminismo y la igualdad, eligió un conjunto morado para el gran día. Un look conformado por un vestido largo y abrigo a juego, todo de la firma Christopher John Rogers: un joven creativo de descendencia afroamericana. Una elección de indumentaria que deja un mensaje de inclusión a voces. El discurso ha ido de la mano de la ex primera dama Michelle Obama, quien también llevó un outfit firmado por un diseñador afroamericano. Esta vez fue un estilismo conformado por una chompa y palazzo a juego, cubierto por un abrigo. Todo de Sergio Hudson.

Pero más allá del mensaje inclusivo que dejan ambos looks, las propuestas estilísticas de Harris y Obama llevan algo más en común: la tonalidad. El morado es el color que representa la lucha feminista a nivel mundial, pero también tiene un simbolismo político detrás. Medios estadounidenses han coqueteado con la idea que este representa una mezcla entre el rojo y el azul; los dos colores que representan los partidos políticos más importantes de Estados Unidos. La ex primera dama, Hillary Clinton también optó por un traje de Ralph Lauren en esta tonalidad. De ser así, se trata de un mensaje de reconciliación y unión para todo el pueblo estadounidense, uno que resulta necesario tras semanas de suma violencia en el país.

La ex primera dama Michelle Obama asistió a la investidura presidencial luciendo un conjunto firmado por el creativo afroamericano Sergio Hudson. (Foto: AFP)
La ex primera dama Michelle Obama asistió a la investidura presidencial luciendo un conjunto firmado por el creativo afroamericano Sergio Hudson. (Foto: AFP)

Amanda Gorman ha sido otra de las protagonistas de la ceremonia. La poeta afroamericana se ha convertido con 22 años en la invitada más joven en formar parte de la inauguración presidencial de la historia de Estados Unidos. Para recitar el poema de su autoría “The Hill We Climb (La colina que escalamos)”, Gorman llevó un look de la casa Prada, una firma que viene siguiendole los pasos y con la que joven se siente muy identificada por su discurso feminista. El look brilló por el abrigo amarillo: un color recomendado por la primera dama, al ver lo bien que le quedaba en un video antiguo de ella. Como complemento, un anillo con un pájaro enajulado que sirve como guiño a Maya Angelou. “Va dedicado a las mujeres que han escalado mis colinas antes”, escribió la poeta en Twitter.

En la tribuna artística, Lady Gaga y Jennifer López, tampoco se han quedado atrás. Las artistas formaron parte de la investidura presidencial entonando temas que llamaron a la nostalgia y la unión. Lady Gaga fue la encargada de cantar el himno nacional de Estados Unidos. Para la ocasión, llevó un vestido de la firma Schiaparelli compuesto por una chaqueta de cachemir color azul navy- adornada con un broche de una paloma dorada con un olivo en el pico, como símbolo de paz- y una falda voluminosa en tono rojo. Según La Vanguardia, los colores elegidos hacen alusión a la bandera estadounidense. Por su parte, Jennifer López entonó el tema “This Land Is Your Land” con un conjunto blanco confeccionado por la casa de moda Chanel. La firma, creada por la icónica diseñadora Coco Chanel, es siempre símbolo de empoderamiento femenino. Además, el color elegido también juega un rol importante: el blanco es el color simbólico que llevaron miles de mujeres en marzo de 1913 para demandar su derecho al voto en Washington DC. Lo llevó Harris cuando Joe Biden ganó las elecciones presidenciales y ahora, Jlo se decanta por esta tonalidad cargada de significado.

MIRA: Lady Gaga y Jennifer Lopez: los detalles detrás de sus looks en la toma de mando de Joe Biden
Lady Gaga, Amanda Gorman y Jennifer López durante sus presentaciones en la investidura presidencial de Joe Biden. (Fotos: AFP)
Lady Gaga, Amanda Gorman y Jennifer López durante sus presentaciones en la investidura presidencial de Joe Biden. (Fotos: AFP)

Las firmas, diseños y colores traspasan el valor estilítico para dar un mensaje. La moda, una vez más, demuestra su poder en el discurso político: una prenda puede cambiarlo todo. Esta vez, el cambio fue todo un acierto.