Redacción EC

Hay dos cosas que todos las personas estuvieron comentando en la noche de los premios : el reencuentro de con Bradley Cooper como de su espectacular look. La pareja lució sonriente ante las cámaras desde que rompieron y tras varios rumores de infidelidad. Y, en tal encuentro, la modelo rusa optó por un outfit que dejó con la boca abierta a su ex pareja como a todos los asistentes.

Irina lució un body en tono nude, encima una malla cubierta por varios cristales en forma de lagrimas y la parte de la basta terminaba con varios flequillos. El diseño sexy estuvo a cargo de la firma Burberry. La modelo optó por complementar su look con joyas de diamantes de Tiffany & Co, y por unas sandalias abiertas en tonalidad plateada.

Para conocer el espectacular look de Irina Shayk, visita la galería que se encuentra al inicio de la nota.