Redacción EC

Lucir la espalda es algo casi exclusivo para verano y en la playa o alrededor de una piscina. En invierno, esta parte de nuestro cuerpo es un elemento sorpresa cuando giramos y nuestro vestido lo revela. Casi siempre en ocasiones que exigen un look más elegante.

Pero ahora vemos prendas más casuales con un diseño que permiten mostrar la espalda. Ya sea para salir con tus amigas o asistir a un matrimonio, el soporte de los senos puede ser lo que nos desanime para probar un estilo de espalda desnuda.

Existen opciones para superar ese pequeño (o no tan pequeño inconveniente). En esta nota de damos algunas para no usar brasier y evitar aun así la gravedad. O para esconderlo y que parezca que no llevamos ninguno. Toda opción dependerá del tamaño de tus senos y el diseño de la prenda que vistas. Es cuestión de probar y dejar que tu espalda sea la protagonista de tu look, aunque sea de vez en cuando.

 

TAGS RELACIONADOS