Redacción EC

Un beso es especial y dice mucho, especialmente si tomamos en cuenta el lugar donde lo recibimos. Este simple contacto puede pasar de ser tierno y romántico a intenso y seductor en solo segundos, elevando la temperatura del encuentro hasta el cielo.

En el Día Internacional del Beso quisimos dejar de lado un poco el romance y darles una connotación más candente. Y es que una mujer necesita que la besen no solo en los labios sino en otras partes, algunas de ellas capaces de ponernos los pelos de punta.

Estos son siete de los lugares más excitantes que nos encantan que sean besados.

TAGS RELACIONADOS