(Foto: Shutterstock)
(Foto: Shutterstock)
Celeste Pérez

Periodista

maria.perez@comercio.com.pe

Actualmente, el es la primera causa de muerte de la mujer peruana. De acuerdo con proyecciones de Globocan 2018 (Global Cancer Data), en el mundo, se registrarían 7 mil casos nuevos y más de 2 mil mujeres fallecerían en lo que resta del año debido a la falta de cultura preventiva.

“Cualquier cáncer diagnosticado tempranamente se cura. Y el de mama no es la excepción”, señala Gilmar Grison, cirujano oncólogo de la Liga Contra el Cáncer. Llevar un estilo de vida saludable, practicarse los exámenes preventivos y perder el miedo a los prejuicios ayudarán a reducir la alarmante cifra que enfrenta nuestro país: alrededor de 1,200 mujeres fallecen al año por esta enfermedad. Es decir que al menos 4 fallecen por día (cifras del Minsa).

Autoexamen de mamas
​El cuerpo de la mujer termina su desarrollo alrededor de los 20 años. A partir de este momento, y mensualmente, debe empezar con el . "Hay que acabar con el tabú de que tocarse es malo y realizarlo. Nadie conoce mejor tu cuerpo que tú", afirma Gilmar Grison. 

Pasos para el autoexamen
1. Hazlo cada mes, 2 o 3 días después de haber dejado de menstruar.
2. Párate frente a un espejo. Es importante que examines desde la mama hasta la axila.
3. Utiliza las yemas de los dedos para el autoexamen y coloca la mano de la mama que vas a examinar detrás de la nuca.
4. Palpa la mama de forma circular desde el pezón hasta la axila, en busca de bultos o protuberancias.
5. Palpa con dirección al pezón y asegúrate que no salga ninguna secreción extraña.
6. Repite el procedimiento palpando abajo hacia arriba y viceversa. 

Mamografía 
​Realízala anualmente a partir de los 40 años. Se trata de una radiografía a la mama a través de la presión entre dos placas. Es un proceso rápido con el que se pueden detectar micro calcificaciones de entre 5 mm y 6 mm, una etapa temprana de la enfermedad.

Ecografía Mamaria
​"Muchas mujeres, sobre todo entre los 40 y 50 años, poseen un seno más denso y compacto (con más tejido glandular que adiposo). En estos casos, la mamografía no ayuda mucho a encontrar lesiones que son menor tamaño, por lo que el médico solicita una ecografía mamaria", indica el cirujano oncólogo Gilmar Grison. Este procedimiento adicional no es invasivo, y toma imágenes mediante ondas sonoras o ultrasonidos para detectar lesiones en la mama y diferenciarlas entre masas sólidas o quistes.

Factores de riesgo 
​Hay agentes en los que no podemos interferir y por los que deberíamos estar más atentos en la detección de un posible cáncer de mama. Estos son:

-La genética: historial familiar con casos de cáncer de mama.
-Menarquia temprana: primera regla antes de los 10 años.
-Menopausia tardía: que la regla se retire por encima de los 50 años.
-Tener hijos después de los 30 años: pasar por el proceso de gestación y lactancia materna antes de esta edad protege al cuerpo (hormonalmente) y reduce las posibilidades de contraer cáncer de mama.

Fuente: Gilmar Grison, cirujano oncólogo especialista en ginecología oncológica de la Liga Contra el Cáncer.