Módulos Temas Día

Más en WUF

ESPECIAL ‘Día del Perro’

Conoce las muchas facetas de los canes en nuestras vidas

Cada 21 de julio, distintos países del mundo celebramos el Día del Perro. Hoy, a través de una brigada canina, un bombero, un perro guía, perros policía y un programa de voluntarios para ancianos, dedicamos este espacio para homenajear y agradecer a nuestro mejor amigo

perro bombero

Entrenar a perros de búsqueda y rescate es un proceso muy largo, puede durar 2 años para el nivel básico y un año más para nivel avanzado.

Entrenar a perros de búsqueda y rescate es un proceso muy largo, puede durar 2 años para el nivel básico y un año más para nivel avanzado.

Cortesía

El perro. Para muchos, un miembro de la familia, una mascota fiel que acompaña, que protege, que juega con nosotros y nos llena la casa de amor. Para otros, una máquina reproductora, conejillo de indias, comida y, por último, un animal más relegado a la calle, blanco de golpes, fuente de enfermedades y amenaza pública.

El rol que ocupa el perro en nuestra sociedad varía según cada persona, cada vecindario, cada región, cada necesidad. El valor que cada uno le asigne a este animal doméstico está directamente relacionado con la cultura y las costumbres. Pero al margen de cada percepción personal, no se puede negar el aporte que el perro le da a nuestra sociedad, desde la compañía que nos dan como mascotas, hasta la labor que hacen en labores de seguridad ciudadana, búsqueda y rescate, guías para invidentes, equilibrio emocional, salvataje, detectores de explosivos, drogas y enfermedades, protección de rebaños, entre otros.

En este especial, preparado para homenajear al perro en su día, compartirnos 5 historias breves que dan testimonio de por qué no es gratuito que se le reconozca como el mejor amigo del hombre.


Jane Cosar + Caby
Mujer invidente y su perra guía

perro guia 3

Para Jane Cosar, Caby no es una mascota, es un animal de asistencia al que le da sus espacios para trabajar, jugar, alimentarse, acicalarse y descansar.

Para Jane Cosar, Caby no es una mascota, es un animal de asistencia al que le da sus espacios para trabajar, jugar, alimentarse, acicalarse y descansar.

Cortesía


Para esta limeña invidente, el significado que tiene su perro se resume en dos palabras: sus ojos. Jane y Caby, un cruce de Labrador y Pastor Alemán de 8 años de edad, llevan juntos 6 años y medio, y la vida de ella no sería lo rica y autónoma que es de no ser por él.
“Fue entrenada en una escuela de perros guía en Rochester, Estados Unidos y sigue comandos que ambas aprendimos ahí. Cuando le digo ‘left’, voltea a la izquierda, si le digo ‘right’, voltea a la derecha, responde a ‘búscame la puerta’, ‘búscame el ascensor’ y se detiene ante cada escalón. Cuando va a un lugar por segunda vez, ya sabe qué hacer, se acuerda, es sumamente inteligente. En la calle, si hay un hueco, una maceta o un letrero, me avisa, y cuando toca cruzar la pista, ella se detiene.
Ella es muy importante para mi, es mi independencia. Cuando quiero salir, le pongo su arnés, su correa y me voy tranquila a la calle.
“Incluso hemos viajado juntas. El año pasado me fui a Cuba con ella y con una amiga y nos lanzamos a conocer Varadero y mi perra. Ella caminaba de frente y las dos confiadísimas”.
“Tener un perro guía es maravilloso. La seguridad que te da la presencia de un perro así a tu lado es todo, no te sientes sola. Para tantas discapacidades y problemas emocionales ellos son una bendición. Lamentablemente en nuestra sociedad esto es algo que aún no se tiene muy en cuenta”.

***

Gustavo Villavicencio + Bono y Wallace
Teniente Bombero miembro de USAR Perú, Unidad especializada en búsqueda y rescate de unidades colapsadas

perro bombero

Entrenar a perros de búsqueda y rescate es un proceso muy largo, puede durar 2 años para el nivel básico y un año más para nivel avanzado.

Entrenar a perros de búsqueda y rescate es un proceso muy largo, puede durar 2 años para el nivel básico y un año más para nivel avanzado.

Cortesía

Este bombero trabaja con perros de búsqueda de personas vivas, desparecidas y/o cadáveres. Cuenta que en el 2007 hubo un derrumbe en La Victoria y nadie podía dar con varios obreros que terminaron sepultados como a 7 metros de profundidad.
“Pasamos un perro y detectó a las 9 personas que estaban vivas, les dio prioridad, luego identificó a los cadáveres.
“He tenido varios perros. Duncan, un Golden Retriever, un perrazo que se hizo muy conocido y en su carrera tuvo la oportunidad de ubicar a 7 personas con vida y 78 cadáveres. Ahora tengo a un Border Collie, Bono, y a Wallace, hijo de Duncan. Con Bono estuve en el terremoto de Ecuador y con Duncan en el terremoto de Pisco y trabajaron muy bien. Ambos están certificados como perros de búsqueda”.
Gustavo viajo mucho con sus perros. Cuando le h tocado ir a Europa, le han dado la opción de ir juntos en cabina y todo muy bien. Hace poco viajaron a Trujillo en Avianca y al ver que eran perros de búsqueda, también los dejaron ir en cabina, pero una señora se quejó alegando ‘que tienen pulgas’, que me pueden morder, etc’.
“La jefa de cabina le explicó que se trababan de perros de rescate, entrenados, sanos, limpios, y como no quiso entender nos mandaron a Primera Clase y la señora se quedó en Económica. A estas alturas no es posible que esto siga sucediendo, que en un supermercado, por ejemplo, paren a un perro lazarillo y que la persona que guía no pueda ingresar. Deberíamos de poder vivir en una ciudad civilizada”.
“Los perros en general son muy importantes, nos facilitan la vida en muchos aspectos, sin ellos sería mucho más complejo. Es importante que la sociedad reconozca su labor y su valor”.

***

Alfredo Begazo Condori + Hachi
Sub Oficial Superior de la Policía Nacional del Perú (PNP)

Policia canina

En la escuela canina de la PNP se educa al can para ser auxiliar del policía y ayudarlo en distintas labores aprovechando su carácter y su gran olfato.

En la escuela canina de la PNP se educa al can para ser auxiliar del policía y ayudarlo en distintas labores aprovechando su carácter y su gran olfato.

Andrea Carrión

El Superior Begazo lleva 25 años en el Departamento de la Policía Canina trabajando de cerca con perros especialmente entrenados para cumplir distintas funciones, desde detectar narcóticos y explosivos, perseguir delincuentes, supervisar el orden en manifestaciones y estadios y buscar personas.
Actualmente él y Hachi, el perro que tiene a su cargo, forman parte del Área de exhibición, donde trabaja con guías y canes seleccionados en dependencias policiales con oficina de participación ciudadana, y en instituciones públicas y privadas, para demostrar la habilidad del animal a manera de entretenimiento y diversión.
Por lo general, en la PNP se trabaja con perros de raza Pastor Alemán, Labrador, Belga Malinois, Golden Retriever, Rottwheiler, aunque el Superior Begazo recuerda con especial cariño a un perro mestizo que adiestró cuando recibió un curso de can detector de explosivos.
“Yo no tenía un can y ya empezaba el curso, así que me fui a buscar uno por los barrios de Canto Grande y conseguí un perrito cruzadito. No es fácil encontrar uno con aptitud y actitud, pero éste era muy hábil. Lo entrené y salió muy bueno buscado explosivos. Trabajamos como 5 años juntos en distintos puntos, como control de garitas. Trabajó acá hasta que se jubiló. Se llamaba Chuqui, hasta le hicieron un reportaje en El Comercio en 1993”.
“Hay que valorar al perro, que es el animal que tenemos más cerca en la sociedad. Nos ayudan dándonos seguridad, como en aeropuertos, haciendo rondas de prevención en hoteles cuando vienen dignatarios de otros países, salvando gente en desastres naturales... en fin. Podemos aprender mucho de ellos, como la lealtad, la curiosidad, el cariño y amabilidad que ellos tienen, y cómo a pesar de su limitada inteligencia, ellos nos llevan mucha distancia respecto a algunos sentidos, como el olfato por ejemplo”.

***

William Salazar Sánchez + Pancho
Agente de la Brigada del Serenazgo de Miraflores

Brigada Canina Miraflores

Los perros de la Brigada Canina de Miraflores hacen un labor más bien disuasiva.

Los perros de la Brigada Canina de Miraflores hacen un labor más bien disuasiva.

Andrea Carrión

Lleva 2 años trabajando con Pancho, un perro de raza Rottwheiler de 4 años de edad que es pieza fundamental en su labor de vigilancia y custodia en distintos puntos del distrito, especialmente en puentes y avenidas principales.
Aprendió a trabajar con perros en la Fuerza Aérea del Perú y descubrió que tiene un vínculo especial con esta especie animal.
“Me encanta estar con ellos. Llego a la base a las 2pm, saco a Pancho a hacer sus necesidades y luego empezamos. Se hace un trabajo de repaso de comandos usando pollo o salchicha siempre positivo. Luego seguimos con la instrucción de ataque y defensa con Pierre Carcamo, instructor de la brigada. Siempre repasamos disciplina básica para que no se olvide, aunque la función de estos perros es básicamente ser disuasivos”.
“No me ha tocado soltar a Pancho para que persiga a un sospechoso, pero con otro perro sí, Junior. Con él agarramos a un tipo que comercializaba droga. Le encontramos 300 ketes de pasta básica de cocaína en el puente Angamos. Vimos cómo dejaba una bolsa, la verificamos, el hombre regresó y activé a mi perro para que le ladrara sin lanzarse encima. El hombre se quedó quieto y llamamos a la Central para que viniera un efectivo policial y lo detenga... Estos perros son muy útiles para muchas cosas, como mantener la droga lejos de las manos de los jóvenes”.
“Todos los días aprendes algo nuevo del perro. Yo he aprendido de Pancho que pese a ser un Rottwheiler, es muy sereno, él me ha dado y me da mucha tranquilidad, me ha enseñado a trabajar con más calma”.
“A la gente le diría que cuiden y amen a sus perros, alimentando ese vínculo el perro será una compañía y un excelente amigo para siempre”.

***

Ricardo Hormaeche Noriega
Beneficiario Programa Can Solidario

Leonardo Berdejo + Bruce y Doncella
Voluntarios del Programa Can Solidario

can solidario

Cada 2 semanas Ricardo Hormaeche Noriega recibe la visita de Leonardo Berdejo y sus perros Bruce y Doncella, dos perros rescatados y adoptados que hoy alegran dando compañía.

Cada 2 semanas Ricardo Hormaeche Noriega recibe la visita de Leonardo Berdejo y sus perros Bruce y Doncella, dos perros rescatados y adoptados que hoy alegran dando compañía.

Andrea Carrión

Don Ricardo no podría estar más agradecido con Leonardo por llevar de visita a su departamento a sus perros Bruce y Doncella. La hora o 2 horas que suelen pasar juntos cada 15 días son de esos momentos para destacar en la semana, y es que para el hombre de 93 años y su esposa Delia Josefa Navea, de casi 90 años, hoy en día tener compañía es lo que más alegra sus días.
“Le agradezco al alcalde y lo que está haciendo con este programa porque mi señora y yo, quienes tenemos 65 años de casados, paramos solos. Aquí el joven y sus perros nos entretienen, les hacemos cariño y nos levantan el espíritu”.
En marzo de este año Don Ricardo empezó a recibir la visita de Leonardo y sus perros como parte de Can Solidario, el programa de voluntariado de la Municipalidad de Miraflores que a la fecha cuenta con 15 voluntarios y sus perros, y 10 adultos mayores beneficiarios.
Además de las limitaciones propias de su edad, Don Ricardo tiene una ceguera parcial. Afortunadamente aún tiene algo de visión y puede disfrutar cuando Bruce y Doncella juegan entre ellos o cuando se le acercan para abrazarlo o darle la patita. Lo disfruta pues siempre ha apreciado a los perros. Tuvo 2 cuando vivió en Barranco.
“Es el amigo más fiel que tenemos, él único, sean grandes o chicos, los perros acompañan, entretienen y encima es saludable tenerlos porque tienes que llevarlos al parque y uno también se pasea”.
“Por la edad que tenemos, salimos poco. Que ellos vengan a nuestro departamento es una gran alegría. Se les extraña cuando no vienen. Pero así es la vida, hay que levantarse en las mañanas, agradecer a Dios que hoy nos vaya bien y pedir por la familia”.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías