Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Consultorio

¿Qué tan bien entiendes a tu perro?

Algunos puntos que explican ciertas conductas caninas que para los humanos son irracionales y para ellos son instintivas

Si bien nuestros perros aprenden ciertas conductas de los humanos, también hay ciertos códigos en su ADN que los llevan a desarrollar comportamientos que, en ocasiones, nos hacen inclinar la cabeza, tal como lo hacen ellos cuando no entienden algo.

Lo que parece raro o loco para nosotros, es perfectamente natural para nuestros perros. Vivir con animales nos da la oportunidad de estar en compañía de seres divertidos, amorosos e incluso terapéuticos. Pero además nos retan con todas esas conductas que a simple vista parecieran no tener sentido.

Al entender los comportamientos intuitivos de nuestros perros, no solo adquirimos una mayor capacidad para satisfacer sus necesidades, sino que además mejoramos nuestra relación con ellos y, de paso, pasamos a ser aceptados como los líderes de nuestra manada.

De las muchas conductas curiosas que tienen los perros, hay una que se lleva las palmas; su obsesión por oler cada rincón de su entorno. No sorprende, su nariz es su órgano sensorial más importante.

¿Pero qué hay de esas conductas que nos desconciertan? Aquí algunas explicaciones:

Lamido

De acuerdo, lamer es una forma que tiene tu perro de transmitir lo mucho que le gustas, pero también hay otros motivos: los perros se lamen para acicalarse, para comunicar y para calmarse a ellos mismos. Incluso las mamás usan su lengua con sus recién nacidos para hacer que respiren.

Movimiento de cola

Los perros se comunican con su cola, entre ellos y con los humanos. Una vez que conoces cada código, es bastante fácil descifrar qué quieren “decir”. Entre las principales destacan que al mover la cola de una lado al otro normalmente significa que está contento, mientras que tener la cola metida entre las patas traseras significa que está asustado.

Oler el trasero de otro perro

En un principio oler la parte trasera de otro perro es una forma de presentarse, pero esta conducta tiene un objetivo mayor. Al hacerlo puede investigar que incluye la dieta del otro perro, su sexo, su estado emocional y mucho más.

Enterrar

¿Te has preguntado qué lleva a tu perro a sepultar o esconder tras los muebles sus juguetes? Pues es su forma de decir “esto es mío y tengo que protegerlo para que nadie se lo lleve”. Sus antepasados, incluso los perros salvajes de ahora, tienen que enterrar su comida para que nadie se la coma antes. 

Revolcarse en mugre

¿Cuántas veces te ha pasado que en pleno paseo con tu perro, te encuentras con un animal muerto? En ese caso hay dos opciones, o te quedas mirándolo lleno de pena o lo ignoras. Para muchos perros su primera opción será revolcar su cuerpo sobre el cadáver. ¿Por qué? Porque es una forma salvaje de protegerse y pese a ser una mascota, tu perro aún conserva ciertos instintos de sus antepasados. Camuflarse en olores putrefactos es una buena forma de espantar al enemigo, y es que cuando un animal vive en estado salvaje, debe cazar para vivir y debe también protegerse para no ser cazado.

La información para esta nota fue tomada del artículo Datos curiosos sobre instintos caninos del portal de Internet cesarsway.com

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada