Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Consultorio

¿Sabes qué hay en la cama de tu perro?

Conoce cómo evitar la presencia de ciertos seres vivos diminutos que podrían afectar tu salud y la de tu mascota

Desde parásitos y bacteria hasta hongos y virus. El lugar en el que suele echarse tu perro puede tener uno o todos estos microorganismos y tú ni cuenta te diste. ¿Cómo hacer para evitar que se reproduzcan e invadan tu hogar? Aquí algunos consejos para limpiar tanto a tu perro como su cama de estos invitados nada bienvenidos.

  • Las pulgas y ácaros pueden ser transmitidos por otro animal o de algún lugar que esté infestado de estos bichos, como parques o terrenos baldíos. Incluso uno mismo, sin darse cuenta, puede llevarlos a casa en sus zapatos o pantalones. Fíjate si tienes picaduras en tus piernas o si tu perro se rasca más de la cuenta. Si esto ocurre, asegúrate de que no haya larvas esperando a infestar la cama de tu mascota.
  • La tiña es una infección de hongos de la piel que puede afectar tanto a personas como a animales. Además de la piel, también infecta pelo y uñas/garras. Los síntomas son enrojecimiento de la zona afectada, picazón, caída de pelo y uñas cuarteadas.
  • Hay gusanos que viven en los intestinos de los perros y se nutren de los alimentos parcialmente digeridos. Muchos perros infectados evacúan estos parásitos en sus heces y una manera de contagiarse es comiendo las excretas infectadas de otros animal. El contagio también viene por comer animales muertos infectados como ratones. Los síntomas incluyen diarrea, vómitos, perdida de peso, tos y una pancita inflamada. Si esto ocurre, la cama de tu perro podría estar infectada con los huevitos de estos gusanos, los que no son evidentes a simple vista.
  • Salmonella y listeria son otras dos enfermedades transmitidas a seres humanos y animales y éstas son causadas por una bacteria que se encuentra en la tierra y el agua. Puede encontrarse en una variedad de alimentos crudos y la comida de perro no es la excepción. Los síntomas son fiebre, falta de apetito, pérdida de peso, diarrea, vómitos y letargo. Para evitar contagio, se recomienda limpiar superficies y camas con frecuencia, así como también lavarse las manos y recoger/limpiar las heces de tu perro con especial cuidado.
  • Para impedir que todos estos invasores afecten la salud de tu mascota y de tu familia, lo mejor es lavar su(s) cama(s) una vez por semana. Lo ideal es que ésta tenga un forro removible para que el lavado sea más fácil o también es muy útil que se puedan lavar en la lavadora con agua caliente pues las altas temperaturas matan bacterias, parásitos y sus larvas.
  • Otra recomendación es peinar o cepillar a tu mascota con regularidad, esto reduce la necesidad de bañarlo, siempre y cuando no sea de esos perros que adoran revolcarse en lodo o sobre el jardín de un parque público. Si éste es el caso, busca un shampoo que mate pulgas y garrapatas, refuérzalo con medicación que evite el regreso de estos parásitos y limpia sus patas con paños húmedos antes de ingresar a la casa.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada