Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Consultorio

Estas personas jamás dudaron en mudarse con mascota incluida

Hay quienes regalan y hasta abandonan a su suerte a su perro, gato o perico debido a una mudanza, sea de cuadra o de país. En esta nota presentamos 4 historias de personas que hasta cambiaron de continente junto con sus animales

Migrar con mascotas Michelle 2

Dominó, Titán y Pulga son los perros de Michelle Macpherson. Ella y su esposo siempre los han tenido presente en sus planes porque los consideran su familia. (foto: Cortesía)

Cortesía

Uno de los principales factores que ayuda a sobre poblar las calles de perros y gatos callejeros es el abandono que sufren miles de mascotas cuando sus dueños deciden mudarse.

Sobran los casos de animales que, de la noche a la mañana, terminan abandonados frente a la fachada de la vivienda en la que vivió con su supuesta familia. También pasa que las mascotas son dejadas dentro de la vivienda con poco o nada de comida, a la espera de la primera persona que la encuentre.

Para las familias que citamos en esta nota, dejar a sus animales a su suerte, además de ser impensable, es una crueldad. Desde el día en el que decidieron mudarse, sus perros y gatos fueron parte del plan, y eso que la mudanza no solo incluyó cambiar de código postal, sino también de país.

Migrar con mascotas

Pulga, Titán y Dominó han pasado por esto más de una vez. (foto: Cortesía)

Cortesía

Sin un orden particular, presentamos los testimonios de 4 familias que coinciden en que la mascota es parte de la familia y debe de ir a donde uno vaya.

+++

Delia, Marco, Gianluca, Massimo y Tiana –Inglaterra

Pocas veces han esperado una fecha con tanta expectativa. Marco Canessa, Delia Velarde y sus hijos Giuanluca y Massimo habían pasado más de un mes lejos de su perrita Tiana. Por eso, el 23 de noviembre del 2018, cuando la fueron a buscar a la zona de animales del aeropuerto Heathrow en Londres, Inglaterra, la emoción fue monumental. Marco hasta se pidió el día en el trabajo para recibir a su “hijita”, como él la llama.

Tiana es una perra de raza mixta que fue rescatada de un basural con apenas un mes de nacida. No pasó mucho tiempo para ser adoptada por esta familia, el mismo 15 de setiembre del 2015.

Migrar con mascotas Tiana

Tiana está presente hasta en las llamadas por Skype. Delia dice que se ha adaptado con bastante facilidad.

Cortesía

Delia cuenta que el día en el que decidieron mudarse a Milton Keynes, Inglaterra, ella empezó a buscar una empresa que la ayudara con los trámites para llevar a Tiana con ellos. Nunca estuvo en discusión si Tiana se quedaba en Trujillo o si se mudaba a Europa.

“Cuando salió de la caja transportadora, estaba desubicada y un poco desesperada porque había muchas personas desconocidas en el medio, pero cuando nos reconoció, comenzó a saltar y a gemir muy emocionada con cada uno.
Subimos al carro, se acomodó encima mío y se quedó dormida. Cuando llegamos a la casa, ya teníamos su cama y sus platos listos para recibirla.

El primer día fue de reconocimiento. Como andaba con el horario alterado, fue ‘al baño’ en el cuarto de Gianluca. Pobrecita, no entendí cuando me jaloneaba, quería que la sacara al jardín. Ahora ya se adaptó, le encanta pasear por estos parques y caminos, y a nosotros también. Acá la gente es mucho mas responsable con sus mascotas, los llevan con correa, les ponen su placa de identificación y ¡Recogen la caca!

Migrar con mascotas Tiana 2

El frío ha "petrificado" varias veces a esta familia, pero no ha sido un problema para Tiana.

Cortesía

Tiana también se ha adaptado al clima. El frío acá no es broma, pero ella lo toma bien. Claro que da más flojera sacarla cuando está frío, pero sales y se te pasa al verla contenta, hace que todo valga la pena.

Estaremos en otro país, otro idioma, otro clima, otra cultura pero estamos juntos los cinco. Dejarla en Perú hubiera sido como dejar a nuestra hijita. Ella es parte de nuestra familia, traerla fue la mejor decisión.

Allá en Trujillo, alguna vez comentamos entre amigos lo que costaría traerla y nos llegaron a decir que por esa cantidad podríamos comprar dos perros allá. Yo solo pensé ‘ellos no saben lo maravilloso que es tener un perro como parte de tu familia’.

Ahora nos toca sacarle pasaporte, por si algún día cruzamos a otro país”.

        - Delia Velarde

Migrar con mascotas Tiana 3

Los primeros días en Inglaterra, a Tiana le intimidaba la nieve, hoy se revuelca feliz sobre ella.

Cortesía

+++

Francesca Forno y Suki – Madrid

Hace 2 años y medio tomé la decisión de mudarme a otro país. Me fui prometiéndole a Suki, mi gata, que estaríamos juntas en un periodo corto de tiempo pues no sabía si me adaptaría viviendo en este nuevo lugar y no podía llevármela a lo loco. Tenía que darle seguridad. Partí a otro continente con el corazón arrugado por alejarme de ella.

Migrar con mascotas Suki

Mientras se adaptaba a su nueva vida, Francesca dejó a Suki unos meses con su mamá, en Lima.

Cortesía

Ahora que ya estoy establecida y he tomado la decisión de permanecer en España, volví a Lima a cumplir con mi promesa: llevármela. Mi vida no es lo mismo sin ella. Aquí en Madrid me faltaba algo, me sentía vacía, la extrañaba demasiado. Somos ella y yo, no podía continuar este camino sin su amor incondicional.

Tuve la oportunidad de dejarla con mi madre ese tiempo en Lima y tuve la suerte que estuvo bien cuidada y querida.

Si hablamos del proceso, no fue nada difícil. Una empresa me ayudó con todos los exámenes y certificados que exige la Unión Europea. Por ser una gata pequeña, ella viajó conmigo en cabina. A pesar de ser un vuelo largo de 12 horas, Suki se portó excelente y aguantó como una guerrera.

Migrar con mascotas Suki 2

Suki en su nuevo hogar.

Cortesía

Suki es parte de mi familia, es mi compañera, es mi amor. Jamás podría pensar en regalarla a un desconocido o dejársela a alguien, menos aún abandonarla a su suerte.

Llegamos hace una semana y ella está feliz, ronroneando a toda hora, contenta de estar a mi lado. Me mira con unos ojitos como diciéndome ‘Aquí es dónde estuviste todo este tiempo’, como si entendiera por todo lo que pasé sin ella.

A todos lo que estén por migrar y tengan una mascota, no duden en llevárselas consigo. Sus animales van a estar agradecidos que los consideren parte de la familia y que les den un lugar en su vida.

        - Francesca Forno

+++


Andrés Álvarez Calderón, Joyce Moore y Bauer – Lima-EE.UU.

Andrés y Joyce son un matrimonio joven que vive en Lima y pronto se mudará a Estados Unidos. Su plan es a mediano plazo; una vez que terminen con lo que irán a hacer, ambos piensan volver.

Bauer, su perro de 1 año 7 meses de edad, ha estado en los planes desde el momento en el que tomaron la decisión de viajar. Hay quienes han llegado a opinar que es una tontería llevarlo. Para Joyce y Andrés es bien simple: es su perro.

Migrar con mascotas Bauer

Joyce, Andrés y Bauer, aún en Lima.

Andrea Carrión

“¿Por qué llevarlo? Porque se ha integrado a nuestro día a día, es parte de nuestra vida. Acá no somos dos, somos tres. Cada día que llego a la casa, espero saludar a Andrés y saludar a Bauer. No llevarlo con nosotros sería un gran cambio para él, pero también para nosotros”, comenta Joyce.

“Bauer nos ha cambiado un poco la vida, no ha hecho más empáticos con los perros en general. Felizmente estamos yendo a un país que es recontra ‘pet friendly’. Imagínate, si acá en Lima, pese a las restricciones que hay en lugares públicos lo incluimos un montón en nuestros planes, imagínate allá, será mucho más fácil. Todo esto sin dejar de lado que es imposible dejarlo con alguien más, no hay manera”, agrega Andrés.

Trasladar a una mascota en avión no es algo que se deba hacer de un día para el otro. Es importante asesorarse bien con una compañía profesional y realizar todo un protocolo meses antes de la fecha del viaje para que el animal se vaya acostumbrando.

Migrar con mascotas Bauer 2

Para Bauer el kennel no es una jaula, es su espacio, ese lugar en el que se siente tranquilo y seguro.

Andrea Carrión

En el caso de Bauer, Andrés y Joyce lo han estado entrenando para que se familiarice con el kennel (o caja transportadora), de modo que durante el vuelo esté cómodo y tranquilo.

“Tenemos colgado en la ‘refri’ el protocolo de viaje para entrenarlo. Al principio decíamos ‘ojalá se acostumbre’. ¡Yala! Nos ayudamos con comida. Ahora cada vez que tiene hambre, se mete al kennel porque cree que es hora de comer y en cuanto le cerramos la puerta, se echa tranquilo. Ya logramos que lo tome como parte de su vida.”, comenta Andrés.

“Igual sientes nervios del viaje, pero aparentemente el proceso es fácil. Él irá en bodega en un ambiente con clima controlado y llegará como una maleta más,”, dice Joyce.

Migrar con mascotas Bauer 3

Andrés y Joyce aseguran que si bien puede ser un reto viajar con un perro, siempre hay formas de facilitar el proceso.

Andrea Carrión

+++


Michelle Macpherson y Pulga, Dominó, Titán – Cancún

“Me mudé de Lima a República Dominicana a finales del 2010 y quedé totalmente enamorada de ese hermoso país. Para el 2012 ya tenía un trabajo estable, una casa y empezaba una relación con el que ahora es mi esposo, Alexander Castillo.

Un día, mientras trabajaba, visité una ferretería con mi jefa. Ahí encontramos a 10 hermosos cachorros que una perrita acababa de parir. Me moría por uno y dudé en llevarlo porque entonces vivía sola, pero mi jefa me animó y escogí a una hembrita que me mordió el dedo.

Migrar con mascotas Michelle 1

Uno de los planes favoritos de esta familia es pasar el día en la playa.

Cortesía

Llamé a mi novio, con quien apenas llevaba saliendo 3 meses, y le dije ‘Si me aceptas con mi perro, le veo futuro a esta relación’. Aceptó y la llamamos Pulga.
Ella fue nuestra primogénita y la más consentida, nos acompañaba a donde fuéramos.

En el 2013 quisimos darle un hermanito y fuimos a buscar uno en un albergue en Santo Domingo. Mi esposo quiso escogerlo y al ver a un chiquitín de 2 meses despertar a unos gatos de un ‘pataso’, dijo ‘¡Éste es mío!’ Lo llamamos Dominó, un hermoso perro blanco con manchas negras que había sido recogido por un niño limpiabotas. Él fue mi fiel compañero durante todo mi embarazo.

Migrar con mascotas Michelle

Un embarazo podría serla excusa perfecta para no incluir al perro en los planes, pero no para Michelle Macpherson. Aquí en Cancún con su tercer perro, Titán. (Foto Cortesía)

Cortesía

Y en el 2014, durante una campaña de esterilización, conocimos a Titán, un papote de 27kg en ese momento, hoy 45kg. Tras ser castrado, los organizadores del evento tuvieron que devolverlo a la calle. Le pedí a mi esposo ir a buscarlo con la idea de darlo en adopción, pero cuando lo encontramos, literalmente en el monte, mi esposo dijo ‘Súbelo al carro antes de que me arrepienta". Ahí se convirtió en el tercero de la manada y ha sido el incondicional seguidor de mi marido y seguridad personal de mi hija Isabella. Es increíblemente bueno.

Son mis hijos, a cada uno lo adoptamos con la misma promesa con la que di a luz a mi hija: cuidarlos y amarlos por siempre, y nunca abandonarlos.

Migrar con mascotas Michelle 3

Isabella se lleva muy bien con sus tres perros. Aquí junto a Dominó.

Cortesía

Migrar con mascotas Michelle 4

Aquí con Titán, su perro guardián.

Cortesía

Por este motivo jamás dudamos en llevarlos con nosotros cuando nos mudamos a Cancún, México. Nunca lo cuestionamos, la única pregunta que nos hicimos fue ‘¿Cuál será la mejor línea aérea y dónde consigo un kennel tan grande para Titán?’
Son seres vivos, que sienten, aman, lloran, extrañan, sienten frío, ríen y todo lo que cualquier ser humano pueda sentir. Cada mascota es una responsabilidad igual que un hijo de dos pies, la diferencia es que ellos tienen 4 patas. Nunca superaría el que mis hijos pensaran que los abandoné, por eso en nuestros planes nuestros perros son una prioridad y un tema a considerar, ya sea un viaje de vacaciones, una mudanza de casa o de país.

          - Michelle Macpherson, mamá de Pulga, Dominó, Titán y la pequeña Isabella.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada