Se desconoce la cantidad de horas que pasaron estos cachorros atrapados con mínima posibilidad de moverse.
Se desconoce la cantidad de horas que pasaron estos cachorros atrapados con mínima posibilidad de moverse.
Andrea Carrión

Los tres cachorritos estaban tan atorados en el charco de brea que uno de ellos ni siquiera podía cerrar por completo su hocico. No se sabe bien cómo llegaron ahí, pero que tenían ganas de vivir, no cabe duda pues sus intensos aullidos llamaron la atención de los vecinos.

Cuando los rescatistas de la organización india Animal Aid Unlimited llegaron al lugar, resolvieron que los perritos habían pasado varias horas inmovilizados debido a la brea solidificada que cubría más de la mitad de sus frágiles cuerpos.

Para liberarlos de esta particular prisión, el equipo debió separarlos de la roca que había debajo y extraer a los cachorros con brea y todo. Así los llevaron al hospital veterinario donde una serie de voluntarios comprometidos con salvarlos pasaron horas y horas suavizando la brea con aceite y jabón para vajilla.

Eventualmente estuvieron listos para el baño final, pero ahora debían esperar a ver si estos animalitos sobrevivirían a semejante trauma.

Tomó muchas horas y muchas manos para retirarles por completo la brea de sus cuerpitos.
Tomó muchas horas y muchas manos para retirarles por completo la brea de sus cuerpitos.

Afortunadamente, los tres respondieron bien a los cuidados de emergencia que recibieron justo a tiempo, incluidos besos, abrazos y palabras de aliento.

Una vez limpios, no tardaron en sacar el cachorrito que llevan dentro. Los tres sobrevivieron a esta tragedia.
Una vez limpios, no tardaron en sacar el cachorrito que llevan dentro. Los tres sobrevivieron a esta tragedia.
Incluso como premio, los rescatistas buscaron a la madre y la llevaron al hospital veterinario, donde se reunió con sus cachorros.
Incluso como premio, los rescatistas buscaron a la madre y la llevaron al hospital veterinario, donde se reunió con sus cachorros.
Un final feliz gracias a la labor de vecinos preocupados y rescatistas que dedican su vida a darle bienestar y esperanza a animales desamparados.
Un final feliz gracias a la labor de vecinos preocupados y rescatistas que dedican su vida a darle bienestar y esperanza a animales desamparados.

Rescates como éste no suceden todos los días, pero lamentablemente animales en apuros hay en todos lados y a toda hora. Grupos como Animal Aid Unlimited, ubicado en la India, trabajan incansablemente en distintas partes del mundo para aliviar el dolor de animales necesitados.

El Perú no es la excepción. Decenas de grupos rescatistas y albergues trabajan día y noche para auxiliar, principalmente, a perros y gatos callejeros y animales que son víctimas de abuso o abandono.

Si quieres conocer más de esa realidad o cómo ayudar a decenas de perros en el Perú, visita

Para conocer más del trabajo de Animal Aid, ingresa .