Nayeli Correa lleva a Kira a terapia al menos dos veces por semana.
Nayeli Correa lleva a Kira a terapia al menos dos veces por semana.
Andrea Carrión

Nayeli Correa Ortiz no termina de entender cómo una persona es capaz de atropellar a un animal y seguir su camino como si nada hubiera pasado.

Mientras la fisioterapeuta Eliana aplica compresa frías y calientes sobre las patas traseras de Kira, Nayeli describe cómo días atrás conoció a esta Pitbull de 1 año de edad (aprox), tirada sobre la pista a pocos metros de su casa, en San Juan de Lurigancho.

“Eran como las 10 de la mañana. Ahí estaba solita, con mucha dificultad para moverse, entonces me di cuenta que la acababan de atropellar. En ese momento yo tenía algo urgente que hacer y no pude hacer mucho por ella, felizmente unos vecinos la acogieron por unas horas. Más tarde regresé y la llevé al veterinario”, dice Nayeli, quien decidió llamar a esta perrita Kira.

Así fue encontrada Kira. (Foto Cortesía)
Así fue encontrada Kira. (Foto Cortesía)
La primera publicación pidiendo ayuda en redes sociales. (Foto Cortesía)
La primera publicación pidiendo ayuda en redes sociales. (Foto Cortesía)

La placas revelaron que Kira tenía su columna fracturada. El médico veterinario que la atendió aseguró que no podría hacer mucho por ella y sugirió comprarle una silla de ruedas para perros o, mejor aún, sacrificarla.

“Me daba demasiada pena dormirla, tan joven y tan linda. La llevé a mi casa y publiqué el caso en redes. Al día siguiente Anais Anaya, co fundadora de la asociación Voz Animal, me escribió recomendando que la trajera a la veterinaria SocialVet, me ofreció su apoyo y me dijo que yo solo tendría que preocuparme por el traslado”, comentó Nayeli en el área de fisioterapia de dicha clínica veterinaria.

Durante una de las primeras sesiones con Kira, Mónica Sahuire, médico veterinario especialista en terapia física y encargada de este caso, explicó que dependiendo del tipo de lesión de la médula espinal y si hubiera algún tipo de parálisis, la terapia física juega un rol fundamental en la recuperación de una víctima de atropello.

El agradecimiento de Kira hacia Nayeli es evidente. (Foto: Andrea Carrión)
El agradecimiento de Kira hacia Nayeli es evidente. (Foto: Andrea Carrión)

“Incluso muchas veces no se puede operar, o en todo caso, así el animal sea operado, muchas veces no recuperan la sensibilidad solamente con cirugía. Entonces lo que se busca con la terapia física en esos casos es recuperar la sensibilidad, o en el peor de los escenarios, lograr una caminada espinal”, explica Sahuire.

Una caminada espinal es una caminada en la que el perro logra levantar la columna y las patas traseras las mueve por reflejo, pero no llega a recuperar la sensibilidad.

Para casos como el de Kira la especialista recomienda fisioterapia con máquinas como magnetoterapia, electroterapia, terapia láser, hidroterapia, acupuntura, electroacupuntura y ejercicios asistidos para estimular propiocepción y prevenir atrofia muscular.

Kira se porta muy tranquila durante las sesiones.
Kira se porta muy tranquila durante las sesiones.

“Me han dicho que hay un 20% de probabilidades de que vuelva a caminar”, comenta Nayeli mirando las patas de Kira, “sino silla de ruedas será”.

Nayeli imagina bien lo que significa cuidar de un perro en silla de ruedas. Sabe que deberá dedicarle más tiempo que han un perro con todas sus capacidades motrices, pero confía en que podrá tener una buena calidad de vida con la ayuda de una silla.

“¿Por qué hago esto? Porque amo a los perros. Es la primera vez que me encuentro con uno en la calle en esas condiciones y tan cerca a mi casa. No podía dejarla así. Felizmente mis padres me apoyan. Ahora me toca ayudarla y tengo la esperanza de que vuelva a caminar y correr como un perrito normal”, agrega.

Kira se suma a la manada de Nayeli como su tercer perro. Además están sus perritas raza Poodle Skady y Doky.
Kira se suma a la manada de Nayeli como su tercer perro. Además están sus perritas raza Poodle Skady y Doky.

No se sabe exactamente qué vida tenía Kira antes de ser atropellada y rescatada por Nayeli. Ella se cruzó con un ángel en su camino, pero no todos los perros abandonados y/o maltratados, y en el Perú hay miles en espera de un hogar.

Si quieres darle la oportunidad a uno de ellos, lo puedes hacer a través de WUF, una asociación sin fines de lucro dedicada a la promoción de la adopción, el trabajo de concientización sobre la realidad de los perros en estado de abandono y la ejecución de proyectos que contribuyan a la construcción de un mundo mejor para todos los perros.

Visita para más información.