(Foto: Minnie Zhou/Unsplash)
(Foto: Minnie Zhou/Unsplash)
María Alejandra López

Cada año, miles de perros encuentran un nuevo hogar en Navidad. Aunque esta debería ser una noticia positiva, lo cierto es que en la gran mayoría de hogares se compra un cachorro como obsequio.

Esto no solo afecta a los miles de perros que están a la espera de ser adoptados, sino también puede ser perjudicial para el animal. Como explica la , fundación que investiga, actúa y promueve los beneficios de los animales de compañía en la sociedad, un cachorro debe llegar a casa a una edad concreta y es probable que ese momento no siempre coincida con la Navidad.

Muchas personas regalan cachorros en Navidad sin tener en cuenta el tiempo que se requiere para cuidarlos de la mejor manera. (Foto: Rhaúl V. Alva/Unsplash)
Muchas personas regalan cachorros en Navidad sin tener en cuenta el tiempo que se requiere para cuidarlos de la mejor manera. (Foto: Rhaúl V. Alva/Unsplash)

En la gran mayoría de casos, los vendedores ofrecen perros que todavía no están preparados para llegar a un nuevo hogar y alejarse de su madre.

Por eso, adoptar de forma responsable es la mejor alternativa si de hacer un regalo se trata. WUF apoya que las adopciones se realicen a partir de los tres meses de edad del cachorro en adelante.

Un compromiso a largo plazo

Como revelamos en un artículo de , uno de los principales motivos por los que cientos de perros terminan siendo regalados o abandonados es por reacciones o conductas que los dueños no entienden y no están dispuestos a tolerar, mucho menos si hay niños de por medio.

Por eso, antes de regalar una mascota, hay que analizar bastante la decisión, especialmente si hay pequeños en casa. “Si el regalo está dirigido a un niño, es fundamental saber que su interés por la mascota puede decrecer una vez agotado el factor novedoso”, resalta Fundación Affinity. Siempre hay que tener en cuenta que, al final del día, el responsable de la mascota es el adulto.

Por más lindo que sea sorprender a alguien en Navidad, regalar a un perro no siempre es la mejor idea si no se conoce toda la rutina de la otra persona y cómo la llegada de la mascota podría cambiar su día a día. (Foto: Jasmin Schuler/Unsplash)
Por más lindo que sea sorprender a alguien en Navidad, regalar a un perro no siempre es la mejor idea si no se conoce toda la rutina de la otra persona y cómo la llegada de la mascota podría cambiar su día a día. (Foto: Jasmin Schuler/Unsplash)

En ese contexto, conversamos con Andrea Suárez, jefa de ayuda de , para saber cuáles son los que debería tener en cuenta una persona antes de adoptar a una mascota.

¿Cómo es el adoptante ideal?

Es una persona responsable que le puede dar amor y los cuidados necesarios a un perro. Además, debe tener tiempo. Por eso, nosotros evaluamos cuál es el perrito adecuado para cada adoptante y así hacer un match ideal. De repente alguien quiere una mascota activa, pero no tiene un espacio muy grande en casa para que el perro agote todas sus energías.

¿Cómo debería ser el hogar del adoptante?

Depende mucho del tipo de perrito. Si es que vive en un departamento, lo mejor es que el adoptante busque un perro pequeño o mediano, y que sea tranquilo. No hay que estresar a ninguna mascota: los perros muy activos necesitan, en su gran mayoría, espacios grandes.

Los perros no solo requieren de paseos, sino también de tiempo para jugar con ellos. (Foto: Isabela Kronemberger/Unsplash)
Los perros no solo requieren de paseos, sino también de tiempo para jugar con ellos. (Foto: Isabela Kronemberger/Unsplash)

¿Cuál es el presupuesto mensual que una persona debería tener para hacerse cargo de una mascota?

Depende del tamaño del perro, el tipo de comida (hay comida que es más costosa por ser medicada), de los cuidados veterinarios que requiera y del costo del baño mensual (que mínimo debe realizarse una vez al mes).

Además, es un gasto que la persona va tener por varios años (10 a 15 años aproximadamente), especialmente si es el perro es cachorro. Un presupuesto adecuado debería tener en cuenta el costo de la comida, cuidados veterinarios (baño mensual, vacunas, chequeos veterinarios) y accesorios (juguetes, cama, etc.).

¿Cómo deberían ser los horarios del adoptante?

Un perro debe tener como mínimo tres paseos al día. Si el adoptante trabaja en una oficina a tiempo completo, la idea es que los fines de semana se dedique a estar con su mascota y poder compartir más tiempo con ella.

Además, la mascota no debe estar sola todo el día. Si bien hay perritos que pueden quedarse varias horas sin compañía, no todos están acostumbrados y, en ese caso, se debe evaluar la posibilidad de contratar a un paseador o pedirle ayuda a un familiar cercano.

Un regalo responsable

Si después de este artículo, aún continúas evaluando la posibilidad de regalarle una mascota a alguien, debes tener en cuenta algunos detalles para realizar esta sorpresa de forma responsable.

1. Regálale una mascota a alguien que realmente lo desea:

“Definitivamente soy un firme defensor de regalar animales siempre que el destinatario quiera una mascota”, afirma Gary Weitzman, veterinario y presidente de San Diego Human Society.

Antes que sorprender a alguien, evalúa si la persona que recibirá la mascota realmente puede hacerse cargo de ella. “Esta no es una computadora Dell que tendrá durante tres años. Es un compromiso de 15 o 18 años con un animal”, añade Weitzman.

2. Adopta y no compres:

Miles de perros de albergues en el Perú están en búsqueda de un hogar. La Navidad puede ser un gran punto de partida para darle una nueva oportunidad a estas mascotas.
Miles de perros de albergues en el Perú están en búsqueda de un hogar. La Navidad puede ser un gran punto de partida para darle una nueva oportunidad a estas mascotas.

Aunque en la Navidad también aumenta el tamaño de perros que encuentra un hogar, también aumentan las ventas de animales. No hay mejor labor altruista para las fiestas que darle un hogar a una mascota que vive en un albergue o que se encuentra en estado de abandono en la calle.

3. Entrega a la mascota con todo lo necesario:

Una mascota es un ser vivo y, por lo tanto, requiere de una serie de cuidados importantes. Antes de regalar una mascota, asegúrate de entregarla con sus alimentos y los accesorios necesarios para su crecimiento (una cama, una correa y/o platos son básicos durante los primeros días).

Recuerda que, si adoptas a través de WUF, todos los perros llegan a casa con un kit que incluye comida, cama, collar y plaquita, beneficios de gran ayuda para la etapa inicial de una mascota.