La Huaca de la Luna sigue mostrando sus tesoros

Los restos de un gobernante que habría habitado el norte del país hace 1.500 años fueron presentados ayer en Trujillo

La Huaca de la Luna sigue mostrando sus tesoros

(Foto: Johnny Aurazo)

JOHNNY AURAZO

Los restos de un personaje que habría pertenecido a la élite mochica fueron hallados en la Huaca de la Luna, en Trujillo. En su tumba también se encontró un impresionante ajuar funerario, lo que hace suponer a Santiago Uceda, codirector del Proyecto Arqueológico Huaca del Sol y la Luna, que se trate de un gobernante mochica.

Entre las piezas halladas destacan un cetro de cobre de forma piramidal –muy semejante al que tenía el Señor de Sipán–, un ceramio ceremonial, dos orejeras de bronce, una máscara, láminas de metal y unas peculiares mandíbulas y garras de felino.

Estos últimos objetos llamaron la atención de los investigadores. Según revelaron, formarían parte de un atuendo hecho de piel animal y habría sido utilizado en ceremonias de combate rituales cuyos vencidos eran sacrificados, mientras que a los vencedores se les entregaban estas prendas como distinción.

“El cetro de cobre significa poder; las orejeras, status, mientras que el canchero [ceramio ceremonial] es propio de personajes de élite”, argumentó Uceda. 

Según los primeros indicios, el personaje habría sido enterrado a finales de la época moche: 1.500 años atrás. “Él nació acá y tenía el derecho de ser enterrado acá”, precisó Uceda. 

Ricardo Morales, codirector del Proyecto Arqueológico Huaca del Sol y la Luna, comunicó que los restos óseos del gobernante moche serán analizados por una forense estadounidense que llegará a Trujillo. 

“Este hallazgo permite complementar la historia. En seis meses podremos saber la edad y más detalles de estos restos”, dijo Morales.

Durante las últimas investigaciones también se hallaron dos murales en el templo moche. En uno de ellos se observa a dos personajes tomados de la mano y en otro, al dios de las montañas, una de las principales divinidades mochicas.