Prohibición de llamadas: Así será mecanismo de consentimiento

Empresas ya no pueden llamar o enviar mensajes de texto o electrónicos con fines comerciales. El Indecopi explicó a El Comercio que esto se regulará bajo la norma de protección de datos personales

El director de la Asociación Peruana de Centros de Contacto (Apecco), Francisco Grillo, mencionó a este Diario que el gremio envió este lunes una solicitud oficial al Ejecutivo pidiendo poner en suspenso la norma.

Por: Paola Villar S.

La semana pasada el Ejecutivo publicó, a través de la delegación de facultades del Congreso, un decreto legislativo (DL) que modificó el Código de Protección y Defensa del Consumidor, y con el cual se prohibió que las empresas llamen, envíen mensajes de texto o mensajes electrónicos masivos para ofertar productos o servicios a los consumidores sin su autorización.

Contravenir esta medida implicará que los call centers puedan verse envueltos en procesos sancionadores o ser multados hasta con 450 unidades impositivas tributarias (UIT), monto que equivale a S/1’867.500.

María Pía Huamán, del área de Derecho Corporativo de Iriarte & Asociados, apuntó que el factor clave que se está agregando a la norma es el “consentimiento”, que deberá ser “previo, informado, expreso e inequívoco y podrá ser revocado a solicitud del consumidor”.

En esa línea, Indecopi señaló a El Comercio que lo establecido en el DL es una precisión y adecuación a la normativa de protección de datos personales, vigente desde el 2011; la cual contempla que los datos solo pueden ser objeto de tratamiento cuando existe el consentimiento de sus titulares.

LA NORMA EN DETALLE
De acuerdo a Indecopi, con la modificación el mecanismo para que los call centers puedan obtener el consentimiento previo puede ser “desde un mensaje de texto, una llamada telefónica, formularios contractuales [físicos o virtuales], un correo electrónico o cualquier otro tipo de comunicación por los medios de contacto dados por el consumidor [redes sociales del consumidor, por ejemplo]”.

Según la entidad, este pedido de autorización debe realizarse en horarios razonables –no se permitirá entre las 8:00 p.m. y las 7:00 a.m. ni los sábados, domingos o feriados– y, asimismo, se debe evitar la insistencia o la reiteración de comunicaciones a quienes ya expresaron su negativa.

Cabe resaltar que con el DL queda sin vigencia el registro Gracias… No Insista, en vigor desde el 2009 y, hasta la semana pasada, tenía en lista 266.064 celulares, 194.203 correos y 129.872 teléfonos fijos.

REACCIONES
El director de la Asociación Peruana de Centros de Contacto (Apecco), Francisco Grillo, mencionó a este Diario que el gremio envió este lunes una solicitud oficial al Ejecutivo pidiendo poner en suspenso la norma.

“La norma salió un día miércoles y empezaba a regir el jueves, con poco o ningún margen de maniobra para los afectados. Pedimos ponerla en suspenso hasta que tengamos la posibilidad de explicarle al Poder Ejecutivo cuáles son las desventajas que existen actualmente con el texto tal cual”, dijo Grillo.

Grillo enfatizó que, con esta norma, se estarían eliminando cerca de 25 mil puestos de trabajo.

No obstante, Indecopi argumentó que no habría razón para suspender o eliminar la medida; toda vez que esta es una adecuación a la norma de datos personales.

“Atendiendo a que nos encontramos en un escenario de adecuación normativa no existiría un plazo de adecuación adicional, siendo que el uso de estos mecanismos comerciales ya debería contar con bases de datos que han validado la autorización previa”, detalló la entidad.

El gremio ha planteado la mejora del sistema Gracias... No Insista, el cual, desde su punto de vista, tiene varios problemas, como la poca difusión y la ausencia de fiscalización necesaria.

Analistas consultados por este Diario coincidieron con Grillo en que el registro no fue debidamente atendido. Por un lado, precisaron que no se fiscalizó a las empresas que no cumplieron con dejar de llamar a quienes estaban inscritos. Pero, por otro lado, remarcaron que las empresas que tenían la responsabilidad de no contactar a quienes aparecían en esta lista continuaron, en muchos casos, contactando a los usuarios; incluso a pesar de recibir la negativa de estos.

“Si estamos donde estamos hoy día es porque ellos [los call centers] no pusieron de su parte para que [la norma anterior] funcione. Han cavado su propia tumba al no respetar el acuerdo anterior y ahora están llorando sobre leche derramada. Pero, además, las personas se quejaban y el Indecopi, que era el responsable de sancionar, no lo hizo. [La lista] no funcionó por ninguna parte”, precisó Carlos Zúñiga, director de la asociación de consumidores Elegir.

Sin embargo, el experto consideró que no queda del todo claro cómo se realizará el doble contacto con los consumidores. En ese sentido, más que una suspensión del DL –que es lo que ha solicitado la Apecco–, Fernando Cáceres, analista de políticas públicas, consideró que el Ejecutivo podría sacar una norma modificatoria que aclare que pueda haber contacto previo por parte de los call centers para contar con dicho consentimiento. 

FACULTADES LEGISLATIVAS
 Christian Chávez, socio de Baxel Consultores, resaltó que esta modificación se realizó a través de las facultades delegadas al Ejecutivo por el Congreso. En esa línea, consideró que el Gobierno ha ido más allá de lo que estaba habilitado.

 “No se le había dado [al Ejecutivo] ninguna potestad para que legisle sobre el código de consumo”, puntualizó. 

Lo más visto
Más en economia