25 de julio del 2014 16 °C

Comisión Europea reconoce a Pisco como originario del Perú

Sin embargo, esto no implica que Chile no pueda utilizar el nombre para denominar el licor que produce, indicó un portavoz oficial

Comisión Europea reconoce a Pisco como originario del Perú

La Comisión Europea ha concluido el proceso de registro de la indicación geográfica Pisco como un lugar de origen peruano, con lo cual se asegura la “adecuada protección y comercialización en el mercado comunitario” del licor peruano del mismo nombre, informó hoy en Lima el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Una nota oficial señaló que el registro fue “resultado de gestiones impulsadas por la Cancillería” peruana y permite que nuestra “bebida de bandera” quede “debidamente registrada bajo la legislación europea”.

“Con este importante reconocimiento, el Pisco gozará de inmediata protección al interior del mercado de la Unión Europea, salvaguardándose así los sólidos derechos que asisten a Perú sobre su denominación de origen a nivel internacional”, remarcó el comunicado.

Un portavoz oficial precisó, sin embargo, que esto no implica que Chile no pueda utilizar el nombre para nombrar al licor que produce y por cuya denominación de origen ha mantenido una disputa con el Perú en los últimos años.

Remarcó que el registro implica un reconocimiento geográfico al nombre de Pisco, una ciudad y un puerto ubicado desde la época prehispánica a 250 kilómetros al sur de Lima, que podrá ser usada en el ámbito de la Unión Europea (UE) como distintivo en el licor peruano.

En el caso de Chile, indicó la fuente, solo podrá mencionar que se trata de una “bebida espirituosa”.

La nota oficial añadió que el reconocimiento al origen peruano del nombre Pisco “forma parte de las diversas acciones que realiza la Cancillería en el mundo para la protección y promoción de nuestra bebida de bandera, amparada en títulos jurídicos, históricos y culturales.”

Durante el proceso de reconocimiento colaboraron expertos en propiedad intelectual del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo y del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual de Perú (Indecopi).

Además, también participaron representantes de instituciones privadas relacionadas con la defensa y promoción de la bebida peruana y especialistas internacionales expertos en derecho de propiedad intelectual de la Unión Europea.