Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Noticias

Tráfico de fauna silvestre en estado de emergencia

Directivo de ASPPA señala que nunca ha habido prisión efectiva para un traficante de fauna en Perú. Anuncian taller educativo

Por Andrea Carrión / WUF

El tráfico de animales silvestres es un negocio ilegal que se sustenta en la depredación de nuestra fauna y que, lamentablemente, pasa desapercibido por la mayoría de personas. A diferencia de otros hechos ilegales, éste se "acepta" por un tema cultural pues se piensa que tener un monito, una tortuga, un loro u otro animal silvestre en casa está bien y no se toma conciencia que esto trae como consecuencia la muerte de miles de animales durante su captura y transporte.

En esta entrevista, Luis Ipanaqué Mechato, 2do vice presidente de la Asociación Peruana de Protección a los Animales (ASPPA), explica los pormenores y las consecuencias de esta actividad y anuncia un taller que busca crear conciencia sobre este tema pues, según indica, está en estado crítico.

¿Cómo funciona este negocio?

Los traficantes buscan a las crías, lo que significa matar a la madre y quienes la rodean, en su mayoría otras hembras. De esta manera se corta todo el ciclo reproductivo de la especie, se alteran los eco-sistemas -los animales, por ejemplo, son los grandes polinizadores de la selva-, y se alienta el negocio de los traficantes perdurándolo.

¿Por qué hay tanto interés por esta actividad?

Se dice que es el tercer negocio ilegal más lucrativo en el mundo, pero en países amazónicos como Perú bordea el segundo lugar por la facilidad con que se puede realizar y las poquísimas sanciones que se aplican. Hasta ahora nunca ha habido prisión efectiva para un traficante de fauna. Esto ha provocado llevar al borde de la extinción a muchas especies nativas peruanas como la Rana del Titicaca, el Mono Choro cola amarilla, el Cóndor andino, el Gallito de las Rocas, Mono Tocón, Loro cabeza roja, entre otras.

¿Qué sucede con los animales que sobreviven?

Un animal recuperado del tráfico no siempre se puede regresar a su hábitat, por lo que se le condena a vivir encerrado de por vida. Un animal en cautiverio vive menos tiempo o, en el mejor de los casos, en semi libertad, quitándole cruelmente la oportunidad de desarrollarse en su hábitat y con sus congéneres.

También se debe considerar que son los transmisores de enfermedades y agentes patógenos que afectan a la especie humana (zoonosis) y sin embargo se les manipula libremente en las ciudades sin ningún control incluyendo niños (por ejemplo los padres les compran tortugas taricayas por ser pequeñas sin saber que son portadoras de salmonella).

¿Con los años, ha mejorado o ha empeorado esta situación?

Ha empeorado debido a que las poblaciones invaden cada vez más el habitat natural de los animales, ya sea por la tala ilegal, la minería ilegal o la agricultura y la ganadería invasiva que se practica. Se construyen carreteras informales (trochas) que sirven para sacar madera ilegal y de paso les sirve a los traficantes. Incluso se sabe invaden reservas protegidas.   

Otra consecuencia es que genera corrupción. Se sabe que los animales pasan las fronteras a países vecinos como Brasil donde son vendidos a los laboratorios para experimentación, igual hacia Bolivia, Ecuador, Colombia y Chile, muchas veces con la complicidad de malos agentes de control aduanero y efectivos policiales. Lo mismo ocurre en las garitas de control hacia Lima, que es la ciudad centro del tráfico y donde parten incluso fuera del país a través del aeropuerto Jorge Chávez. En Lima también se ve que funcionan impunemente lugares como el Jr. Ayacucho, donde se puede adquirir libremente animales silvestres traficados e incluso existen criaderos clandestinos (Plaza Unión).

A esto se puede añadir que muchas veces las mismas autoridades (jueces) no consideran el tráfico de animales como un delito grave y no sancionan a los traficantes. 

Se cree que esto solo afecta a los animales pero en la selva, por ejemplo, ya han sido heridos y muertos guardaparques y agentes de OSINFOR víctimas de las tramperas (escopetas de perdigones camufladas dispuestas para disparar al pasar cerca).

Da la impresión que las autoridades hacen poco o nada por atender este problema ¿Sirven de algo las denuncias?

Parte de la problemática es que si bien las autoridades forestales (SERFOR ó sus ATFFS) reciben las denuncias, no siempre actúan en la verificación e incautación de los animales, esto en Lima y provincias. Hay que resaltar que no hay suficientes especialistas ni agentes ambientales y de la policía ecológica para identificar las especies y hacer el trabajo de verificación de criaderos o zoológicos. No se les da la facilidad de presupuesto -el Estado no invierte en conservación- para capacitación, materiales, implementos, ni infraestructura para trabajar, por ejemplo, en la rehabilitación y reinserción de animales.

Un ejemplo claro es la grave y preocupante falta de Centros de Rescate para fauna, lo que impide muchas veces decomisar animales pues no hay dónde reubicarlos. Como consecuencia deben estar en espera en pequeñas jaulas hasta encontrar un lugar, por lo general un zoológico (de ciudad o rural) o centro turístico, los que no siempre están bien implementados, pero al menos es su única alternativa. 

¿Cuál es la finalidad del taller que están anunciando para el público en general?

¡Crear conciencia! La corriente mundial por la conservación está orientada a la educación y concientización, pues la única forma de evitar todos los males expuestos es evitar la demanda. Se debe impulsar el detener la compra de animales silvestres y su uso como adornos (artesanías, partes de trajes típicos, instrumentos musicales), para consumo (carne de monte), curanderismo (se usan sus pieles, huesos y otros), para centros turísticos (los utilizan como atractivo) y sobre todo evitar que sean utilizados como mascotas. Por ello nuestra participación activa en la campaña "Los animales silvestres NO son mascotas".

Recién cuando la demanda termine, acabarán las muertes.

TALLER SOBRE TRÁFICO ILEGAL DE FAUNA SILVESTRE EN EL PERÚ

De qué se trata: El primer Taller de ASPPA “Protegiendo la Naturaleza” está dedicado al tráfico de animales silvestres en el Perú. Es una actividad educativa que busca crear conciencia y llamar la atención sobre este grave problema.

Se tratará sobre las especies traficadas, los lugares más vulnerables, la venta y comercialización, el transporte, el trasfondo cultural, las consecuencias, los zoológicos, los centros de rescate y, sobre todo, de cómo podemos apoyar para enfrentar esta situación desde nuestro sitio y lugar en la sociedad.

Organizador: Asociación Peruana de Protección a los Animales (ASPPA)

Cuándo: 11 de marzo, de 10 am. a 12 m.

Dónde:  Jr. Domingo Casanova 532, Lince (a 3 cuadras paralela a la Ave. Javier Prado)

Donación: S/. 15 - Los ingresos servirán para financiar una campaña de salud animal en las Lomas de Amancaes, Rímac para ayudar a muchos animales de condición humilde.

Inscripción / Información: 995071221 (WhatsApp) / correo: redanimalista6@yahoo.com

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías