Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Sucesos

Desorden y peligro hacia las playas del sur

En la Panamericana Sur, hasta Pucusana, abundan los avisos publicitarios sin licencia o que no respetan las normas de seguridad. Doce playas en cuatro distritos fueron declaradas insalubres por la Diresa

Desorden y peligro hacia las playas del sur

A los costados de la Panamericana Sur, entre Lima y Pucusana, abundan los paneles (algunos aún sin publicidad) que no tienen permisos de la comuna metropolitana o que incumplen las normas técnicas. (Anthony Niño de Guzmán / El Comercio)

El Comercio

A pocos días para que se inicie el verano, la ruta hacia las playas del sur presenta más de un peligro para quienes se trasladan por la carretera. En la Panamericana Sur, hasta Pucusana, existen unos 150 paneles publicitarios que carecen de licencia de la Municipalidad Metropolitana de Lima o que no respetan la norma técnica para su instalación, según fuentes de El Comercio. En total, incluyendo los formales, en ese trayecto de la vía hay 360 de estos avisos.

Estos carteles, generalmente de 7,20 metros de ancho y 14,4 metros de alto, producen contaminación visual y podrían provocar que los conductores se distraigan y se accidenten.

Este Diario hizo un recorrido por la Panamericana Sur y constató que la mayor concentración de paneles peligrosos está entre los kilómetros 24 y 45. Cerca del puente Campamento, en sentido de norte a sur, se ha instalado un panel cuyo vértice inferior invade más de un metro de la pista auxiliar. Además, se ubica a menos de 40 metros del puente, pese a que la norma (ordenanza 1094-MML) indica que debe estar a una distancia no menor de 100 metros.

En el kilómetro 30, en Campomar, hay una seguidilla de paneles verticales pegados uno al lado de otro. Como medida de seguridad, estos carteles monumentales deberían guardar entre sí una distancia mínima de 300 metros.

Unos metros más al sur se encuentra el puente San Pedro (Lurín), en donde se ha instalado un panel sobre una base de tierra desnivelada que ante un movimiento sísmico podría colapsar. Además, esta publicidad invade la calzada y está a solo un par de metros de un viaducto por donde circulan buses y camiones.

El gerente de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Lima, Cristian Rosenthal, indica que en el último año se han impuesto 157 sanciones a 12 empresas por colocar paneles sin autorización en la Panamericana Sur. Sin embargo, muy pocos han sido retirados.

“Desmontar una de estas estructuras cuesta entre S/15 mil y S/20 mil. Es un proceso costoso, así que priorizamos aquellos que implican un alto riesgo para las personas”, explica.

Muchos propietarios de paneles tampoco tienen voluntad de sacarlos. Incluso, como sucedió en noviembre pasado en Pucusana, contratan a matones para oponerse a los fiscalizadores. En esa ocasión, el personal de la comuna metropolitana tuvo que solicitar apoyo de la policía para retirar la estructura. Los agentes usaron bombas lacrimógenas para ahuyentar a los agresores.

Desorden y peligro hacia las playas del sur

Los baños públicos en la playa San Pedro de Chilca están abandonados y son un fofo infeccioso. (Jorge Malpartida Tabuchi / El Comercio)

—Balnearios insalubres—
Rutas de Lima, concesionaria de la vía, informa que en octubre recogió 1.100 toneladas de residuos sólidos y desmonte en las áreas contiguas a la Panamericana Sur. La mayoría de estos desechos son producidos por vecinos de los distritos aledaños. Pese a que la mayor concentración de basura está entre el puente de Atocongo y Conchán, más al sur también hay desperdicios. En las vías de ingreso a Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo y Santa María del Mar pueden encontrarse residuos domésticos y de construcciones.

La Dirección Regional de Salud (Diresa) de Lima, en su reporte de calidad sanitaria del 25 de noviembre, indica que 12 playas de Chilca, San Antonio, Mala y Asia son insalubres. Juan Pizarro Laderas, director ejecutivo de salud ambiental de la Diresa, explica que esta calificación se debe a la falta de recipientes para residuos sólidos y servicios higiénicos.

“En las mediciones no aparecen valores altos de coliformes, pero sí hay riesgos a la salud por la ausencia de esta infraestructura. Los veraneantes pueden cortarse con los desechos o contaminarse con las excretas que otras personas dejan en la arena”, indica el especialista.

En la playa San Pedro (Chilca), El Comercio constató que, aparte de la ausencia de contenedores y cilindros para la basura, hay montículos de desmonte a pocos metros de la zona en donde los veraneantes acampan. Plásticos, bolsas vacías de cemento, fierros y hasta televisores se mezclan con la arena y la brisa marina.

Los baños públicos de este balneario están abandonados y son un posible foco infeccioso. Las mayólicas de los sanitarios y lavabos están llenos de polvo y moho como si no hubieran sido limpiados desde que terminó el verano anterior.

La oficina de turismo de la comuna de Chilca informa que se implementarán seis baños en San Pedro, en la primera semana de enero del 2018. Una semana después, se instalarán 10 contenedores de basura. En la playa Yaya se dispondrá de infraestructura similar dentro de un mes.

De acuerdo con el reporte de Diresa Lima, la playa Pasamayito, en el distrito de Asia, también ha sido calificada como no saludable debido a que no cuenta con baños ni recipientes para la basura. Miguel Reyna, subgerente de Limpieza Pública de la Municipalidad de Asia, informa que a partir de la próxima semana implementarán el plan de manejo de residuos sólidos en la playa. Se colocarán seis contenedores en el área de restaurantes y una decena de cilindros en la arena. Además, dice Reyna, se contará con seis camiones para recoger diariamente los desperdicios de los bañistas. 

En la playa San Pedro de Chilca se acumula basura y desmonte. En este balneario los baños están sucios y abandonados.

Precaución por asaltantesLa División de Protección de Carreteras de la Policía Nacional recomienda a los conductores a no detener el vehículo si es que una llanta se revienta de manera inesperada.

Según Dino Escudero, jefe de dicha división, se podría estar exponiendo al robo de su carro bajo la modalidad de interceptación.

“Hay bandas que dejan púas o aletas de tiburón en la vía, en tramos oscuros. Esperan que las personas se bajen a reparar su auto para asaltarlas con armas”, explica.

Lee también:


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ