Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Matthew Healy: "No quiero que se piense que mi adicción a las drogas definió quién soy"

Antes de su llegada a Lima, conversamos el vocalista de The 1975. La banda ofrecerá su primer concierto en nuestra capital este 25 de marzo en Domos Art de la Costa Verde

Describir a Matthew Healy parece una tarea casi imposible. Tratar de entender lo que pasa por su cabeza aún más. Algunos de sus fanáticos podrían decir que es una especie de "poeta millennial". Mientras que las personas que lo han entrevistado suelen indicar que es todo un reto tratar de que el músico no se desvíe de la pregunta inicial cuando este habla de su pasión por la música. "Tengo tantas cosas en mi mente", afirma el vocalista de The 1975. La banda formada en Mánchester (integrada, además, por Ross MacDonald, George Daniel y Adam Hann) y ganadora de tres Brit Awards ofrecerá su primer concierto en nuestro país este 25 de marzo en Domos Art de la Costa Verde. 

"¿Estás llamando por la entrevista? No me había dado cuenta de que ya era la hora. Discúlpame, estaré contigo en un segundo", expresa con énfasis en su acento característico del Reino Unido. A días de su llegada a la capital, El Comercio pudo entrevistar al artista de 29 años vía telefónica. Su paso por rehabilitación, el ser inevitablemente catalogados como "rockeros" y el concepto de masculinidad fueron los tres temas que destacaron en la conversación.

Nuevo álbum de BTS supera récord de pedidos anticipados en solo cinco días
Instagram: Maluma anuncia proyecto "que va a estar a otro nivel"
​►The 1975 tocará por primera vez en Lima: estos son los precios de las entradas

— Antes de empezar la entrevista. ¿Debería hacerte las preguntas como Matthew o Matty?
Matty, por favor.

— Felicitaciones por todo lo que está ocurriendo con el grupo. En febrero, su último disco ("A Brief Inquiry Into Online Relationships") se llevó dos Brit Awards, el álbum recibió críticas positivas y acaban de empezar una gira mundial. ¿Es posible procesar todo esto?
No lo sé. Creo que uno a veces entiende este tipo de cosas de manera retrospectiva. En este momento, ya estoy trabajando en otro álbum. Amo hacer música, pero ese proceso envuelve bastante ansiedad por el hecho de querer que salga bien. Me siento bastante honrado y agradecido con las cosas que la gente ha estado comentado sobre nuestra música.

— Esta es la primera vez que darán un concierto en el Perú. Sé que esta es una pregunta bastante genérica que se les suele hacer a los artistas que llegan a un país en el que nunca antes tocaron, pero: ¿qué pueden esperar los fanáticos de ese día? ¿Y qué es lo que ustedes esperan? 
Sí, será genial. Digo, siempre es interesante tener la oportunidad de visitar nuevos lugares. Pero creo que, de cierta manera, será lo mismo. ¿Me entiendes? Finalmente, se trata de un concierto de The 1975. Eso es lo que más amo y gracias a Internet ahora todo el mundo tiene la oportunidad de adelantarse y ver qué es lo que sucederá o qué pueden esperar. También pueden emocionarse desde antes porque saben qué es lo que podrán escuchar o ver ese día. […] Perú es un país hermoso así que realmente no puedo esperar más para visitarlos. Es realmente 'cool' tener la oportunidad de brindar el mismo show en países tan exóticos y diferentes. Son lugares que nunca imaginé que podrían saber de mi música.

— Su último disco ("A Brief Inquiry Into Online Relationships") lleva un título bastante actual, 'millennial'. ¿Recuerdas la primera vez que experimentaste esa mezcla entre el amor, la música y el Internet?
Yo llegué a Internet a inicios del 2000, en sus primeros años. La época de MSN, LimeWire y ese tipo de cosas. Me acuerdo de que MySpace fue el lugar en el que tuve mi primera conexión romántica con Internet. Allí fue donde empecé a ver bandas, grupos 'emo', tenía mi propia banda y también podía conocer a chicas. […] Básicamente me enamoré de la cultura que encontré ahí. Internet es un elemento importante para cualquier banda en la actualidad.

— "Love It If We Made It" es considerada como una canción de protesta. Leí que, recientemente, dijiste que no estabas de acuerdo con esa descripción. En este preciso momento, ¿dirías que la música sirve para luchar batallas políticas y unir fuerzas? ¿O se trata de un espacio de entretenimiento y liberación para la sociedad?
M: La razón por la cual no creo que sea una canción de protesta es porque soy consciente de que cuando crecí existieron tantas canciones de protesta que sí fueron precisas para movimientos políticos y culturales. Siento que he aprendido más de la vida a través de los artistas que de los políticos y los líderes. La música es arte y funciona como un alivio de la realidad. Ese es mi objetivo y lo que quiero darle a la gente. Por eso es que no tengo ningún problema con dar conciertos en cualquier país, creo que la gente es más importante que los políticos y sus decisiones.

— Cuando el álbum salió a la venta, tu experiencia con las drogas y tu paso por rehabilitación (2017) se convirtieron en dos temas que acompañaron los titulares. Comentaste que aunque ahora estás libre de esas sustancias, no puedes evitar hablar del tema porque muchas de esas canciones fueron creadas en ese estado ("It’s Not Living If It’s Not With You" es un ejemplo). ¿Dirías que interpretar esos temas te hacen volver a un lugar oscuro de tu vida? ¿O lo ves como una especie de terapia?
No. Tal vez en algún momento sí y me toma por sorpresa, pero es que una vez que subo al escenario ya no se trata de mí. No estoy pensando en eso. Yo también trabajé en la producción de estos discos y siento que mostrar mi verdad es un ingrediente esencial en el álbum. No es algo que me retrae, lo siento necesario. Los shows son los shows y las canciones son las canciones. No se trata de interpretar "It’s Not Living If It’s Not With You" y luego pensar en un momento oscuro de mi vida. Me enfoco más en como suena.

— El año pasado, la adicción terminó con la vida de muchos artistas. La industria del hip-hop fue un blanco directo. ¿Cómo manejas ese tipo de noticias? ¿Sientes que tus elecciones se pueden ver afectadas?
Siempre será como un llamado de atención, un 'reality check'. Uno de los problemas de ser adicto es que crees que eres más listo que los demás, que puedes controlar todo y que nunca consumirás hasta el punto de morir. Siempre tendrás en mente la idea de que eres diferente. [...] Obviamente, es triste ver este tipo de noticias. Cada vez que alguien muere no es que necesariamente piense que ese pude ser yo... No sé [suspira]. La verdad es que trato de no pensar mucho en eso.

— ¿Y si te pregunto cuál es tu relación contigo mismo en este momento? Hace un año y medio estabas en un lugar/estado totalmente diferente.
En general, me siento bastante bien. Soy como cualquier otra persona. No quiero que haya esta idea equivocada de que me sometí a una reformación completa o que mi adicción a las drogas definió al 100% quien soy. Tampoco quiero que se piense estuve drogado en todos los shows que di, no es verdad. Es una parte de mi vida, pero no me siento como una persona totalmente diferente. Simplemente estoy en otra etapa de mi vida. He crecido un poco, se siente como una evolución natural. Es como una relación, uno la supera. Después de un tiempo, un día te levantas y te das cuenta de que ya no es lo mismo. 

— Cuando una persona 'googlea' The 1975, la primera respuesta que aparece es que son una banda de rock. Sin embargo, cuando uno escucha sus temas esa etiqueta no logra acomodarse con su estilo. Sus canciones tienen de todo: rock, electrónica, pop, electropop, entre otros. ¿Por qué crees que es tan difícil para las personas ver/pensar fuera de la caja o lo establecido? ¿Sientes que no pueden evitar que los cataloguen como tal?
Uno puede ver eso en diferentes partes de la cultura. El que la gente sea conservadora o que le tengan miedo a la libertad que se aleja de las preconcepciones. Necesitan ponerle un nombre, necesitan que sea de una forma entendible. Regresando al Internet, yo no crecí de esa manera. No crecí escuchando un solo tipo de música así que naturalmente no me incliné a la idea de hacer un solo tipo de género. Mi atención está en todos lados. Estoy obsesionado con miles de bandas. Muchos niños, cuando crecen, quieren ser parte de una banda, pero otros quieren estar en un un tipo de banda en específico. Eso pasa muy seguido, hay muchas agrupaciones que tienen el mismo sonido o imagen. Cuando yo crecí, quería estar en todas las bandas que existieran. No en una en particular. Mi atención nunca estuvo centrada en una, por eso The 1975 es así. Nosotros estamos obsesionados con las canciones, todas suenan diferente. Nunca he sentido interés en ser de una manera en particular. Eso es realmente aburrido. No me levanto en la mañana pensando en que debo comportarme como The 1975, me levanto para vivir la vida. La única forma de no aburrirse en esta vida es siendo creativo. La gente siempre me pregunta por qué soy así y la verdad es que no lo sé [risas]. Solo lo hago porque sino no tendría otro propósito. 

— Su audiencia es bastante variada. Van desde los adolescentes, las parejas casadas, los adultos y hasta chicos que admiten que su música es una "especie de placer culpable". ¿Cómo logras relacionarte con todos los tipos de público?
No creo que lo haga. Creo que, en realidad, ellos son los que terminan conectando conmigo. ¿Me dejo entender? Considero que el mejor tipo de música o arte es la que se siente como si estuviera hablándote directamente. Cuando eso sucede es como si la persona empezará a contar su verdad y puede tratarse de una verdad no tan buena. Lo escuchas [en una canción] y le crees a esa persona. Los temas de los que hablo son universales: el miedo, la muerte, el sexo, la esperanza, etc. Estas son cosas que todo el mundo vive. Creo que tengo una forma bastante específica de escribir. Cuando eres así de específico sobre las grandes cosas del mundo es como si le hablarás a una sola persona. Todos pasamos por lo mismo.

— La moda y la forma en que The 1975 se viste son factores que también llaman la atención. La gente suele ver sus propuestas como "declaraciones poderosas de moda". Su estilo y presentaciones en vivo, a menudo, ofrecen una perspectiva diferente respecto al concepto de masculinidad. ¿Cómo logras sentirte cómodo contigo mismo y evitas prestar atención a los que cuestionan tu sexualidad?
Esa es una pregunta un tanto compleja. A ver, yo entiendo quién soy y cómo las cosas funcionan. Mi Instagram, por ejemplo, es una especie de fórum para The 1975. La gente va a hablar y no necesariamente pensando en que voy a leer sus comentarios. Las personas dicen cosas como que "no les gusta mi corte de pelo, deberías hacer esto o me ponen algún apodo horrible" y claro, eso es parte de la cultura. No es que me afecte, pero eventualmente cierto número de opiniones pueden tener un efecto en tu persona. Cuando se trata del concepto de masculinidad, para serte sincero, es difícil para mí porque es un tema del que se me ha preguntado y siento que no está resuelto. Pero, [la masculinidad] nunca ha sido un gran problema para mí. Siempre he sido una especie de persona "alternativa". Desde que tenía 13 años, me gustaban artistas como Marilyn Manson. Ser un chico de gustos diferentes y "alternativos" en Mánchester termina en que la gente se burle de ti [...]. No analizo tanto los conceptos de masculinidad o feminidad, aunque el 60% de mi audiencia sean mujeres.

MÁS INFORMACIÓN
Lugar: Domos Art.
Dirección: Costa Verde, San Miguel.
Fecha y hora: lunes 25 de marzo a las 8 p.m.
Entradas: Teleticket.

Tags Relacionados:

The 1975

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada