Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Latinoamérica

Papa acepta renuncia de Ricardo Ezzati, arzobispo que encubrió abusos en Chile

La Santa Sede informó en un comunicado que el papa Francisco aceptó la renuncia presentada por el arzobispo de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati, imputado por encubrimiento de abusos sexuales

Papa Francisco | Ricardo Ezzati | Pontífice acepta la renuncia de arzobispo de Santiago de Chile imputado por encubrimiento de abusos sexuales | Iglesia Católica

Papa Francisco acepta la renuncia de arzobispo de Santiago de Chile Ricardo Ezzati imputado por encubrimiento de abusos sexuales. (AP)

Ciudad del Vaticano. El papa Francisco aceptó este sábado la dimisión del arzobispo de Santiago de Chile, Ricardo Ezzati, acusado de haber ocultado abusos sexuales y que aseguró que dejaba el cargo con "la frente muy en alto".

Ricardo Ezzati, de 77 años, el máximo representante de la iglesia en Chile, presentó su dimisión en mayo de 2018 igual que todos los obispos chilenos, un total de 34, tras las revelaciones de varios escándalos de pederastia en el país. Hasta ahora el papa Francisco había aceptado siete de esas dimisiones.

Papa Francisco rechaza renuncia de Barbarin, cardenal condenado por encubrir abusos

Papa recibió a Philippe Barbarin, arzobispo condenado por encubrir abusos sexuales

El Papa inicia su séptimo año de pontificado marcado por crisis de los abusos

"No basta con que a uno le digan que es encubridor, hay que probarlo y yo estoy con la frente muy en alto", dijo Ricardo Ezzati, en una declaración a la prensa horas después de que se conociera la decisión del Vaticano.

El viernes, un tribunal de apelación de Santiago rechazó la demanda de Ricardo Ezzati de archivar un demanda en su contra por no haber denunciado abusos sexuales a menores cometidos por tres curas, uno de los cuales era su mano derecha, en la ciudad de Rancagua, al sur de Santiago.

En octubre, el arzobispo fue convocado por el fiscal del caso pero guardó silencio aunque prometió su colaboración a la prensa. El cardenal "nunca escondió nada ni destruyó pruebas", dijo su abogado.

"Es una decisión tardía. Esto debería haber sucedido un año atrás", dijo por su parte a la AFP Jaime Concha, una de las víctimas de los cientos de casos de pederastia denunciados en los últimos años en Chile.

Concha, víctima de abusos durante su niñez en un colegio de los Hermanos Maristas, aseguró que "si bien se avanza con Ricardo Ezzati fuera, es insuficiente" para cumplir la promesa de Francisco de aplicar "tolerancia cero" ante los delitos sexuales cometidos por religiosos.

Ricardo Ezzati, de origen italiano y que obtuvo la nacionalidad chilena en 2006, fue nombrado obispo en 1996 por Juan Pablo II. Desde 2010 era arzobispo de Santiago y el papa Francisco lo convirtió en cardenal en 2014.

En enero, una comisión parlamentaria votó por unanimidad retirarle la nacionalidad chilena, una decisión que todavía tiene que ser ratificada por las dos cámaras del parlamento.

Este sábado el Vaticano anunció que el papa Francisco había aceptado su dimisión y nombrado a Celestino Aós Braco, hasta ahora obispo de Copiapó, como administrador apostólico de la sede vacante de la arquidiócesis de Santiago.

--- Decisiones contrastadas ---

La decisión de aceptar la dimisión de Ricardo Ezzati contrasta con el rechazo el lunes del papa Francisco de aceptar la dimisión de otro cardenal, el francés Philippe Barbarin, condenado a seis meses de prisión condicional también por no haber denunciado los abusos que cometía un cura.

En octubre de 2018 Francisco sí acepto en cambio la dimisión del cardenal estadounidense Donald Wuerl, arzobispo de Washington, sospechoso de haber ocultado un caso de agresiones sexuales en Pensilvania (noreste).

El Vaticano justificó su decisión en el caso Barbarin por la presunción de inocencia. El cardenal francés apeló su condena y decidió "retirarse" del cargo.

Según los vaticanistas, la diferencia entre los casos se explica porque en el caso francés los hechos eran anteriores a la llegada de Barbarin y el papa Francisco quiso probablemente evitar crear un precedente.

La Iglesia católica está inmersa en plena tormenta por las sucesivas revelaciones cada vez más importantes de agresiones sexuales a menores cometidas por curas y religiosos durante décadas, en muchos casos ocultadas por su jerarquía.

Recientemente el cardenal australiano George Pell, número 3 del Vaticano, fue condenado a seis años de prisión por agresiones sexuales contra menores.

En Chile, uno de los países más afectados por la pederastia en la Iglesia, la justicia tiene abiertos 158 casos, con 219 personas investigadas y 241 víctimas, de las cuales 123 eran menores de edad en el momento de los hechos.

Francisco efectuó una polémica visita a Chile en enero de 2018 pero en abril de ese año mandó una carta a los obispos chilenos en forma de mea culpa en la que reconocía "errores de apreciación" sobre el escándalo en la iglesia del país.

Fuente: EFE

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada