Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

¿Martín, ya viste Twitter?, por Fernando Cáceres

“Lo que dice tu muro no es lo que todos dicen”.

Fernando Cáceres Freyre Analista de políticas públicas

Martín Vizcarra

"El arte para los decisores, entonces, consiste en saber cómo ecualizar el ruido de las redes, para diferenciar lecturas antojadizas de aquello que realmente piensa o necesita la población". (Foto: Twitter @presidenciaperu)

“La tesis de José Domingo Pérez fue pasada por Turnitin por la UCSM antes de su presentación y dio 18%. Conclusión, no hay plagio”; “múdense a una zona sin conexión de agua y ahí van a poder elegir a qué privado comprarle agua de su camión cisterna (a un precio altísimo)”; “cuestión de confianza lo dejó (a Vizcarra) ante la prensa internacional como golpista”.

Todos estos tuits contienen información falsa o sesgada, a la que los usuarios de redes sociales nos vemos expuestos a diario. (i) No hace falta que se copie más del 50% de la tesis para que pueda cometerse plagio. (ii) El altísimo precio al que venden el agua los camiones cisterna –a quienes no tienen acceso a redes de agua potable– no está sujeto a regulación, como lo estaría el de un ‘Sedapal privado’ (ni la distribución en camiones genera las eficiencias de la distribución en red). (iii) La prensa internacional no ha calificado a Vizcarra como golpista.

Pero este tipo de ‘fake news’, sobre la que se habló tras la elección de Donald Trump, no es el único riesgo que generan las redes sociales para las decisiones públicas. Entre el 9% y el 15% de las cuentas en Twitter serían robots o ‘bots’ (Varol y otros, 2017), que sirven a sus creadores para dar la impresión de que determinada información es compartida por un gran número de personas, creándose la percepción de que lo que dice tu muro es lo que todo el mundo dice.
En elecciones muy ajustadas como las del ‘brexit’, hubo incluso un fundado temor de que los bots terminaran dando demasiado poder a sus dueños para decidir la elección. ¡Un tercio de la conversación sobre el ‘brexit’ provino del 1% de las cuentas! (Howard, Oxford, 2016).

Además, Twitter elige qué mostrarnos en función de a quiénes seguimos, lo que usualmente coincide con cómo pensamos. Si eres más liberal sigues a más liberales. Si eres más conservador, a más conservadores. Así, Twitter, o nosotros mismos si se quiere, trasladamos los sesgos de nuestra vida real al mundo virtual.

Más aun, la configuración de Twitter está diseñada de tal forma que, si alguien cuestiona o corrige el contenido del tuit de una cuenta a la que seguimos, no veremos ese cuestionamiento o corrección, a menos que quien publicó el tuit también haya compartido la crítica, lo que usualmente no ocurre.

En otras palabras, dentro de la red social se crea una ‘cámara de eco’, en la que tendemos a escuchar solo a quienes piensan como nosotros (C. Thi Nguyen, 2018).

El arte para los decisores, entonces, consiste en saber cómo ecualizar el ruido de las redes, para diferenciar lecturas antojadizas de aquello que realmente piensa o necesita la población. En esa línea, por más cuestionadas que estén las encuestas (usualmente por motivos infundados), estas siguen siendo la aproximación más certera a la realidad.

Tags Relacionados:

Twitter

fake news

Martín Vizcarra

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada