Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

‘Chapa tu choro’, la campaña que busca frenar la delincuencia en Huanchaquito

El centro poblado de Huanchaquito Bajo, a diez kilómetros de la capital liberteña, se ha visto perturbado en los últimos meses por avezados delincuentes. Situación se agudiza por falta de policías y serenazgo

Entre la ciudad de Trujillo y el balneario de Huanchaco, a unos diez kilómetros de la capital liberteña, se ubica Huanchaquito Bajo, un centro poblado con una playa casi solitaria que siempre se ha caracterizado, además, por la tranquilidad de sus calles y la enorme riqueza cultural que aún esconde la milenaria aldea de pescadores Pampas de Gramalote.

Trujillo: policía graba a conductor que intentó pagar coima

► Huanchaco: hallan documentación de municipalidad en cauce de quebrada

Sin embargo, esa genuina serenidad se ha visto perturbada en los últimos meses por avezados delincuentes que llegan hasta Huanchaquito Bajo para arrebatarles las pertenencias a los vecinos sin importarles la hora y la edad. “A mi casa entraron a las once de la mañana y se llevaron todo. Aprovecharon que no había nadie”, cuenta Rosa Vigo, una sexagenaria que llegó al balneario hace 25 años. “Antes hasta las puertas abiertas podías dejar”, recuerda.

Ante el incremento de la delincuencia en el lugar, agudizada por la escasez de agentes policiales y serenazgo, un grupo de vecinos de Huanchaquito Bajo se ha organizado y ha emprendido la campaña ‘Chapa tu choro’, la misma que años atrás surgió en el valle del Mantaro para darles escarmiento a atrevidos malhechores.

En Huanchaquito Bajo, la campaña tiene el mismo objetivo y para unir a los vecinos y ahuyentar a los delincuentes se han colocado, en distintas calles, siete carteles con la frase ‘Chapa tu choro, vecinos unidos contra la delincuencia. ¡Cuidado! Sector vigilado’.

Además, al menos 60 vecinos ha formado un grupo en WhatsApp para estar interconectados. “Cuando cae el primer ‘choro’, todos salimos, luego le damos su escarmiento y finalmente lo entregamos a la policía”, añade doña Paula.

La iniciativa nació en febrero y desde esa fecha hasta la actualidad, según Paula, “hemos podido chapar tres ‘choros’. “No nos queda otra que hacer el trabajo de la policía para defendernos. Ya los delincuentes y la misma fiscalía están advertidos”, agrega.

Martín, otro vecino, asegura que los facinerosos no son del lugar. “Vienen de otros distritos en motos y carros. No les importa nada. Hasta a la mamá del alcalde le han robado”, afirma.

-Seguridad privada-

Aterrados por la situación, hay vecinos que pagan S/20 por servicio de seguridad privada a la Municipalidad de Huanchaquito. “No todos lo hacen, solo los que pueden o quieren”, nos explica una mujer.

Las viviendas vigiladas por el municipio local tienen pegado un sticker en un lugar visible de la fachada. “Municipalidad de Huanchaquito. Serenazgo. Propiedad Vigilada”, se lee.

Sin embargo, este pago sería irregular, pues según el alcalde distrital de Huanchaco, jurisdicción a la que pertenece Huanchaquito, la comuna del centro poblado “tiene la obligación de brindar seguridad a todos los vecinos, no solo a los que paguen”. “Vamos a investigar el caso”, afirma Estay Castillo García.

El burgomaestre asegura que en su distrito cuenta con 63 agentes de serenazgo para una población de 60 mil habitantes. Aunque no está de acuerdo con la campaña ‘Chapa tu choro’, admite que la escasez de policías y serenos convierte a Huanchaco en un distrito vulnerable ante el incremento de la delincuencia. “Tenemos que trabajar en conjunto”, se limita a decir.

Este Diario buscó la versión del alcalde de Huanchaquito, Roberto de la Cruz, para conocer su versión sobre el servicio de vigilancia “privada” que se brinda solo a algunas viviendas por un costo de S/20, pero en el municipio indicaron que se encontraba ocupado.

Síguenos en Twitter como @PeruECpe

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada