Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

Oblitas: Vi a Becerril, Velásquez y Espinoza en la Federación de Fútbol

Dirigente deportivo, quien rindió su declaración en la investigación contra Edwin Oviedo por el caso Los Cuellos Blancos del Puerto, dijo que fue testigo de la presencia de los legisladores en 2015

Juan Carlos Oblitas aseguró que el Paolo Guerrero podrá tener tiempo para llegar en buenas condiciones físicas y futbolísticas a la Copa América de Brasil. (Foto: GEC).

Juan Carlos Oblitas declaró ante el despacho de las fiscales contra el crimen organizado Rocío Sánchez y Sandra Castro, que investigan a Los Cuellos Blancos del Puerto.(Foto: GEC).

Las visitas de diversos congresistas a la Federación Peruana de Fútbol (FPF) bajo la presidencia de Edwin Oviedo, han sido señaladas por el director deportivo de la FPF Juan Carlos Oblitas, ante el despacho de las fiscales contra el crimen organizado Rocío Sánchez y Sandra Castro, que investigan la presunta participación de Oviedo en la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto.

Según la declaración del dirigente de la Selección Peruana de Fútbol a la que accedió El Comercio, en su retina y su memoria han quedado registrada las visitas de algunos parlamentarios a su institución.

Según ha sostenido, en el 2015 fue testigo de la presencia de los congresistas de Héctor Becerril (Fuerza Popular), Javier Velásquez Quesquén (Partido Aprista Peruano) y Marisol Espinoza (Alianza para el Progreso).

“A congresistas, yo he visto a comienzos del 2015. Lo he visto a (Héctor) Becerril, ya después he visto también a (Javier) Velásquez Quesquén saliendo de la FPF. A la congresista Marisol Espinoza me la presentó el mismo Edwin cuando esta salía de su oficina. He visto también al ex oficial mayor del Congreso José Cevasco saliendo de la oficina de Edwin Oviedo”, narró Oblitas Saba.

Cabe recordar que en enero de este año, el colaborador eficaz 12-2015 señaló ante el fiscal Juan Carrasco que los congresistas Becerril, Velásquez y Espinoza, habrían estado favorecieron también a Oviedo Pichotito en sus procesos por la Azucarera Tumán, hechos que vienen siendo investigados como parte del caso "Los Wachiturros".

El ex futbolista aseguró que desde el 2015 la FPF no permite que un dirigente investigado o que presenta denuncias, asuma la presidencia de dicha entidad. Sin embargo, en el caso de Oviedo no aplicó porque él tomó la presidencia de la FPF antes de que el Código de Ética estableciera dicha restricción.

El Comercio se comunicó con el congresista Javier Velásquez Quesquén quien negó haber visitado a Oviedo en las instalaciones de la FPF.

Su colega Marisol Espinoza, de Alianza Por el Progreso, no respondió nuestras llamadas.

También se trató de obtener la versión del legislador Héctor Becerril; sin embargo su asesor nos indicó que se encontraba en una comisión.

Una vez publicada esta nota, el congresista de Fuerza Popular negó, por medio de su cuenta de Twitter, que él haya asistido a la sede de la FPF. 

"Conociendo la correcta trayectoria personal de Juan Carlos Oblitas dudo que él haya declarado que me vio en la FPF, porque eso es falso, espero su retorno para solicitarle que aclare esta supuesta declaración", escribió. 

El ex oficial mayor, José Cevasco, confirmó a El Comercio haber acudido en diversas oportunidades a las oficinas de Edwin Oviedo, pero que ello se debía al recojo de entradas para los parlamentarios.

Indicó que él envió una carta a la fiscalía poniéndose a disposición y que ya fue interrogado como testigo sobre este caso y aclaró su participación.

-¿La FPF en quiebra?-

En otro momento de su declaración ante el Ministerio Público, Oblitas respondió por la ley del Congreso que terminó por extender el mandato de Oviedo al frente de la FPF por espacio de dos años.

“Lo puedo decir a título personal. Se lo dije a toda la gente de la FPF, especialmente a Edwin Oviedo, que estuve en desacuerdo, específicamente por dos razones. Una por la prórroga de dos años más para darle tiempo a la Federación por el cambio de estatutos que a mi criterio se podía hacer en menos tiempo”, respondió.

“Y la otra, fue por la falta de fiscalización en las decisiones de la FPF. Nadie podía fiscalizar salvo una auditoría interna de la misma Federación”, agregó.

Esta misma opinión, dijo Oblitas, se lo mencionó al Comité Consultivo de la FPF quienes daban su punto de vista y estos también se mostraron en desacuerdo.

“También estaban en desacuerdo por el plazo de dos años. Definitivamente esta ley se hizo muy rápido, de la noche a la mañana”, sentenció.

A la pregunta 43, Oblitas fue consultado sobre el estado actual económico y administrativo de la FPF. Su respuesta su contundente: “Según el actual presidente de la FPF, Agustín Lozano, la situación financiera de la Federación es terrible, esto en palabras del mismo señor Lozano”.

-Caso Paolo Guerrero-

La decisión de Edwin Oviedo para dedicarle tiempo y dinero a la situación del capitán de la Selección de Fútbol, Paolo Guerrero, fue otro de los temas que respondió Oblitas.

Según el dirigente, cuando se conoció que Paolo Guerrero había tenido un resultado positivo para el antidoping, lo normal es FIFA exige primero al club de origen del jugador, en ese entonces El Flamengo y a la FPF, que no intervengan.

“Los únicos que pueden hacerlo es el jugador y sus abogados o representantes”, anotó Oblitas.

Es por ello que, Oblitas dijo desconocer si el viaje de Oviedo; acompañando a Paolo Guerrero ante los tribunales de Suiza, era factible.

“En el caso específico del viaje de Paolo a Suiza, no sé si legalmente en lo deportivo esto era posible. Ahora, para hacer esto hay dos posibilidades. Una es que el presidente lo haga con cargo a informar al directorio después, todo esto lógicamente debe estar en acta de la FPF. Yo desconozco si esto obras en actas ya que yo no formo parte del directorio”, dijo ante las fiscales.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada