Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Ciencias

¿Qué tan probable es encontrar vida en las 'supertierras'?

Los astrónomos analizan estos exoplanetas similares a la Tierra para determinar si tienen las condiciones para albergar vida

planeta

La ilustración representa el exoplaneta LHS 3844b, que es 1.3 veces la masa de la Tierra y orbita una estrella enana M. (Foto: NASA / JPL-Caltech / R. Daño)

Hasta el momento, la NASA tiene registrados más de 4 mil exoplanetas, y la lista no deja de crecer. Para los astrónomos, la búsqueda de estos mundos lejanos es importante porque nos ayudará a conocer cómo se forman los planetas similares a la Tierra y detectar si hay vida en ellos. 

Para ello, es necesario que cada una de estas 'supertierras' tenga las condiciones necesarias para albergar vida como la conocemos: una atmósfera importante, agua en su superficie, un campo magnético que los proteja de impactos, una gravedad similar a la de la Tierra y una estrella que no signifique peligro.

[CLIC AQUÍ para visitar la portada de Tecnología y Ciencias]
[El planeta que tiene un cielo con tres soles y alcanza una temperatura de 160 °C]
[El preciso momento en que un cometa impacta contra el Sol y desaparece | VIDEO]

Sin embargo, ¿qué tan probable es encontrar vida, al menos en los sistemas planetarios que hemos hallado? En teoría, estos planetas, por sus características, son los mejores candidatos. 

Ahora, un nuevo estudio publicado en Nature muestra el análisis más detallado de una "supertierra", el exoplaneta LHS 3844b, ubicado a 49 años luz de distancia. Los investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Harvard concluyen que no tiene atmósfera, lo cual sugiera que este tipo de planetas rocosos, que orbitan enanas rojas, son incompatibles con la vida.

Los científicos afirman que la superficie del planeta puede parecerse a la de la Luna o Mercurio. Descubierto en 2018 por la misión TESS de la NASA, LHS 3844b es 1,3 veces más grande que la Tierra. Orbita alrededor de un tipo de estrella pequeña y fría llamada enana M, especialmente notable porque, como el tipo de estrella más común y longevo en la galaxia de la Vía Láctea, las enanas M pueden albergar un alto porcentaje del número total de planetas en el galaxia. La temperatura en su superficie puede llegar a 770 grados Celsius, pero tiene zonas muy frías.

"El contraste de temperatura en este planeta es casi tan grande como podría ser", explica Laura Kreidberg, investigadora del Centro de Astrofísica Harvard y Smithsonian en Cambridge, Massachusetts, y autora principal del nuevo estudio. "Eso combina muy bien con nuestro modelo de roca desnuda sin atmósfera".

En la Tierra, la atmósfera es la razón por la cual el agua líquida puede existir en la superficie, permitiendo que la vida prospere.

"Tenemos muchas teorías sobre cómo les va a las atmósferas planetarias alrededor de los enanos M, pero no hemos podido estudiarlas empíricamente", dijo Kreidberg. "Ahora, con LHS 3844b, tenemos un planeta terrestre fuera de nuestro sistema solar donde, por primera vez, podemos determinar observacionalmente que una atmósfera no está presente".

En comparación con las estrellas similares al Sol, las enanas M emiten altos niveles de luz ultravioleta (aunque menos luz en general), que es perjudicial para la vida y puede erosionar la atmósfera de un planeta. Son particularmente violentos en su juventud, eructan una gran cantidad de bengalas o estallidos de radiación y partículas que podrían eliminar las atmósferas planetarias en ciernes.

Los investigadores explican que con un planeta ubicado tan cerca de una estrella de este tipo, una atmósfera delgada sería eliminada por la intensa radiación y la salida de material de la estrella (a menudo llamados vientos estelares).

"Todavía tengo la esperanza de que otros planetas alrededor de enanos M puedan mantener sus atmósferas", dijo Kreidberg. "Los planetas terrestres en nuestro sistema solar son enormemente diversos, y espero que lo mismo sea cierto para los sistemas de exoplanetas".

Esa diversidad, explican, es la clave para creer que en algún planeta se puedan hallar las condiciones necesarias para tener la certeza de que haya vida. En este momento, la NASA analiza más de 3.900 'candidatos' a planetas y monitorea más de 3 mil sistemas planetarios.

Síguenos en Twitter:

Tags Relacionados:

Planetas

Exoplanetas

astronomía


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ