Redacción EC

"El último clásico del año lo ganó Alianza. Es irrefutable: siempre tuvo un argumento más, estuvo un paso adelante que su rival y afrontó mejor las adversidades de bajas y expulsiones hasta conseguir el triunfo.

No hay secretos. Alianza vive la revolución de Christian Cueva. Sin este jugador, probablemente el equipo seguiría ofreciendo actuaciones paupérrimas, centros y centros sin reflexión; no tendría la cuota de magia que es necesario en todo equipo que provenga de Matute".

Sigue leyendo el texto en el post 'Blanquimorado' del blog 'Comando Azul', con más precisiones sobre la victoria de Alianza y sobre la política de Susana Cuba, quien debe haber reparado en que los jugadores diferentes son capaces de generar expectativa y convocatoria de los hinchas.

No te pierdas