(Foto: Belcorp)
(Foto: Belcorp)
Daniel Macera

Exigir en las empresas es un debate que engloba el riesgo a la regulación del mercado privado y a la búsqueda de establecer medidas que promuevan la . Como compañía pionera en la promoción de la diversidad de género en el trabajo, ha cumplido con el reto de integrar las prácticas de sostenibilidad al núcleo de su negocio.

En este sentido, la gerenta regional de Asuntos Corporativos, Lorena Salgado, explica por qué debe superarse –y eliminarse– la idea de que apoyar causas sociales y ambientales son solo estrategias de márketing.


¿Es eficiente y rentable establecer un modelo de equidad de género en el ámbito de la contratación laboral?
Sí. Al final la diversidad te impacta en el sentido de que tendrás una mayor innovación. Siempre van a haber ideas más ricas y los resultados son mejores.

De hecho, un estudio realizado por el Boston Consulting Group comprobó que las empresas que tienen equipos de gestión más diversos tienen un 19% más de ingresos, debido a la innovación, ideas y enfoques; lo que les permite encontrar soluciones que tienen en cuenta múltiples ángulos para los problemas.

¿A mayor diversidad de género, mejores resultados?
El talento no tiene género. Si buscas tener en tu empresa un equipo con capacidad de innovación continua, la clave es simple: tiene que ser diverso.

¿Estarías de acuerdo con que se establezcan cuotas de género en las empresas privadas?
Es un tema bastante polémico. Más que una cuota por tener una cuota, no creo que ninguna mujer querría ser elegida por ser parte de un porcentaje a cumplir. Yo creo que ella siempre querrá sentir –como cualquier persona– que la escogieron porque era la mejor candidata para la posición.

Creo que a veces es necesario para establecer límites, pero no la cuota por la cuota. La idea es virar más hacia la igualdad de condiciones. No es cuestión de hacer favores a nadie.

Belcorp es la empresa nacional líder y pionera en temas de equidad de género, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). ¿Cómo es su proceso de selección de personal?
Lo que hacemos es brindar la misma oportunidad a todos los postulantes y colaboradores en cuanto a oportunidades y trato. En los procesos de selección, no solicitamos foto de los postulantes ni información referida a su género. Entre nuestros colaboradores, no hacemos distinción por género para las oportunidades de crecimiento, el acceso a capacitaciones o los beneficios orientados a brindar un balance entre la vida personal y profesional.

¿Cómo es el proceso en empresas que no siguen estos lineamientos?
Hay temas de sesgo inconscientes. Puede que algunas empresas ya tengan premeditado contratar contadores y financieros hombres, pero enfermeras y psicólogas mujeres. En nuestro caso tenemos un examen bastante rígido al principio que determina quiénes son los mejores. Lo que pasa es que normalmente aplican más mujeres porque les resulta más atractivo el mercado en el que estamos. Incluso estamos buscando cómo atraer más hombres.

No obstante, hay empresas que sí utilizan el tema de equidad de género, u otros ODS, a manera de vehículo hacia una reputación sólida.
Cualquier ODS con el que te quieras comprometer es hacia dentro y hacia afuera. La reputación se forma en base a percepciones, pero tú no vas a poder sostener un tipo de ‘statement’ si no estás convencido a nivel interno, se va a notar. Para comenzar, cada vez hay más redes sociales, con más reporteros mundiales con un sinnúmero de caracteres que pueden convertir cualquier situación en algo mucho más sensible. Los consumidores esperan que las empresas tengan una razón significativa para ser, más allá de los productos que crean.

Es decir, si se trata de solo una campaña de márketing, se genera un riesgo para la empresa.
Es algo que todavía sucede en algunos casos. Sin embargo, las empresas que apostamos por la igualdad de oportunidades tenemos la posibilidad de inspirar a otras, para que interioricen la importancia de trabajar por una sociedad sostenible. Es fundamental que el propósito de sostenibilidad no sea una táctica de márketing, sino parte de la estrategia de negocio y eje base para la toma de decisiones.

¿El Estado debería promover políticas de diversidad y sostenibilidad en las empresas?
El Estado y las empresas deberían trabajar en conjunto por la sostenibilidad. Es un tema que va más allá de las individualidades, ya que busca el bien común de un país y, en un espectro más amplio, del planeta.

Hay una importancia en generar encuentros entre empresas. Se deberían formar alianzas como una forma de causar un impacto mayor.