Desde hace unos años la participación de las mujeres en el tejido empresarial se ha incrementado. Al igual que su presencia en modelos de negocios como startups, reconocidos por su innovación y capacidad de escalar a otros mercados.

¿Qué motiva a alguien a crear una startups? ¿con qué retos se encuentran en el camino? Con motivo del Día de la Mujer, El Comercio conversó con algunas lideres de startups peruanas, que gracias a su constancia han sido reconocidas por organismos de talla mundial.

CULQI, REVOLUCIONANDO EL E-COMMERCE  
Cuando Amparo Nalvarte era pequeña, observaba a su padre gestionar una ONG en la que invertía gran parte de su tiempo. La pasión con la que él trabajaba hizo que surgiera en ella el interés de estudiar la carrera de administración. "De hecho tengo bastante influencia de mi papá. El tema de poder crear valor para los demás siempre estuvo presente en mi familia", expresa orgullosa.

Tras culminar sus estudios en la Universidad del Pacífico, junto a su socio Nicolas Di Pace, se sumergieron en el mundo de la tecnología y las finanzas. "Vimos que esto nos permitiría crear, solucionar problemas".  Así nació la startup Culqi, una pasarela de pagos que permite a negocios como Platanitos Boutique, Claro o Interseguro, aceptar pagos por tarjetas sin la necesidad de implementar un POS.

Startup. Amparo Nalvarte, CEO y cofundadora de Culqi. (Foto: PQS)

"La industria en la que entramos es un poco compleja. Estamos en un mercado que todavía es un duopolio, VisaNet todavía concentran la mayor cantidad", agrega. Además, reconoce que la presencia de mujeres en el sector aún es mínima. "Cada vez que voy a reuniones casi siempre soy la única mujer del grupo", añade, tras indicar que, aunque no siempre tomarán en cuenta tu opinión, dependerá mucho de lo segura que una se encuentre para resaltar. "Yo conozco mi tema, estoy súper segura de lo que sé. Creó que la gente valora bastante eso".

Culqi ha recibido el reconocimiento de diversos organismos, entre las que destaca el MIT Technology Review, Wayra Perú (Telefónica), Digital Bank LATAM y  Start-Up Perú. "Este tipo de reconocimiento creo que te da el respaldo que estas haciendo las cosas bien", afirma.

FORTICAO, ERRADICANDO LA DESNUTRICIÓN 
Durante cuatro años la enfermera Aquilina Palomino trabajó en el distrito de Uchiza, en el departamento de San Martín. Allí encontró un escenario que aún ahora le causa mucha tristeza, pero también la motivación que necesita para seguir adelante.

"Los niños que están con anemia tienen la mirada mas apagada, el brillo de sus hijos es diferente, el color de su cabello, incluso la textura de su cabello es quebradizo", comenta. La idea de ayudarlos siempre rondó su mente, hasta que en 2007 elaboraron el suplemento alimenticio Forticao.

Aquilina Palomino, fundadora de Forticao. (Foto: Difusión)

Aunque el proyecto no nació como una idea de negocio, debido al poco financiamiento que tenían decidió que debían generar sus propios recursos dando origen a una startup. "Todo este trabajo tiene un alto costo", dice. Lo bueno es que en el camino recibió el financiamiento de Start-Up Perú, lo que le permitió introducir el cacao en el producto lo que aceleró su demanda. 

Actualmente su objetivo es seguir impulsando el producto, que incrementa el nivel de hematocrito (la proporción de la sangre compuesta por glóbulos rojos) en alrededor del 60%, tanto en adultos mayores como en niños.  "Quizás no siga viva cuando los índices de anemia estén bajos, pero es una tarea de ustedes, le digo a mis hijos", finaliza.

URBANER: ENVÍOS A UN CLICK
Desde niña Ivonne Quiñones, gerente y co-fundadora de Urbaner, se sentía atraida por los juegos que involucraban construir y crear cosas. Quizás porque veía en su padre, quien es ingeniero de profesión, dichas cualidades.  "Siempre mis juegos eran todo lo que se asociaba a construir y cambiar cosas", recuerda.

Fue precisamente esa idea la que la inspiró a crear un producto innovador: Urbaner, servicio que nació para dar respuesta a la carencia de envíos rápidos que existe en el comercio electrónico. 

"Contribuimos, si es una empresa del e-commerce, con la experiencia del usuario final, por otro lado, a la experiencia del mismo cliente que ve cómo se encuentra ahorrando tiempo", añade.

Ivonne Quiñones, gerente general de Urbaner (Foto: MIT)

JOINNUS, CONECTANDO PERSONAS
Carolina Botto, arquitecta de profesión, se mudó hace cuatro años a Madrid. Fue en España donde desarrolló un proyecto de tesis que se convertiría en una idea de negocio: Joinnus, un servicio que permite a las personas enterarse de eventos como conferencias, charlas, o conciertos y, en caso no sea gratuito, comprar las entradas de forma directa.

"Yo como arquitecta puedo diseñar no necesariamente un edificio, sino también una estrategia. La parte creativo es la que me han enseñado la carrera", indica. 

Carolina Botto, CEO de Joinnus  (Foto: Difusión)

"Antes muchos organizadores usaban una cuenta bancaria para recibir los depósitos de los eventos, otros vendían las entradas en la puerta y manejaban plata en físico", recuerda, esto absorbía el tiempo de los organizadores y no les permitía, entre otras cosas, concentrarse en la realización del evento.  "A ellos les soluciona la vida", dice.

EL DATO
En las cuatro ediciones de Startup se han beneficiado alrededor de 118 mujeres emprendedoras, entre líderes e integrantes de los proyectos.

TAGS RELACIONADOS