Christopher Franz Bettocchi fue liberado en junio del 2018 gracias a una acción de hábeas corpus. (Foto: GEC)
Christopher Franz Bettocchi fue liberado en junio del 2018 gracias a una acción de hábeas corpus. (Foto: GEC)

El médico Christopher Franz Bettocchi, sospechoso de ser el responsable de la desaparición de su esposa, la canadiense Kimberlee Susanne Kasatkin, fue incluido en el Programa de Recompensas del Ministerio del Interior ().

En la página web del programa del Mininter se ofrecen 20 mil soles a quien ofrezca información que permita la captura de Christopher Franz Bettocchi, quien es acusado del delito de feminicidio.

Christopher Franz Bettocchi fue incluido en el Programa de Recompensas del Ministerio del Interior. (Foto: Mininter)
Christopher Franz Bettocchi fue incluido en el Programa de Recompensas del Ministerio del Interior. (Foto: Mininter)

Christopher Franz Bettocchi recuperó su libertad el 5 de junio del 2018 tras presentar un hábeas corpus ante el Segundo Juzgado Penal de La Molina y Cieneguilla contra la orden de prisión preventiva que se dictó contra él. Estuvo recluido en el penal Miguel Castro Castro.

El 23 de julio del 2018, la Décima Fiscalía Superior Penal de Lima formalizó acusación contra Christopher Franz Bettocchi y pidió 17 años de prisión debido a la desaparición de Kimberlee Sussanne Kasatkin, ocurrida en noviembre del 2016.

La Cuarta Sala Penal para Reos en Cárcel ordenó, en setiembre del 2018, la ubicación y captura del sujeto al ser acusado por el Ministerio Público del delito de feminicidio.

Las autoridades manejan la hipótesis de que Christopher Franz Bettocchi sería el responsable del crimen, ya que, un día antes de la mencionada desaparición, el médico sacó de su departamento una maleta con un gran peso, la metió en la maletera de su camioneta y se retiró con rumbo desconocido.

Además, en las cámaras de seguridad del edificio de Miraflores donde la pareja vivía no se registra la salida de Kimberlee Susanne Kasatkin, tal como lo señaló su esposo. Otro punto que tomaron en cuenta los policías es que Christopher Franz Bettocchi regaló el colchón que compartía con su cónyuge a una empleada de su madre. Los peritos hallaron rastros de sangre.