Desde que se conoció la sentencia contra La Manada, se ha producido una gran contestación social en España, con multitudinarias manifestaciones en todo el país, además de una iniciativa presentada en la plataforma Change.org para inhabilitar a los magistrados que dictaron el fallo, que ya cuenta con el apoyo de más de un millón de personas. (Foto: AFP).
Desde que se conoció la sentencia contra La Manada, se ha producido una gran contestación social en España, con multitudinarias manifestaciones en todo el país, además de una iniciativa presentada en la plataforma Change.org para inhabilitar a los magistrados que dictaron el fallo, que ya cuenta con el apoyo de más de un millón de personas. (Foto: AFP).
Redacción EC

Tras la sentencia a nueve años cárcel impuesta a los cinco miembros de por abuso sexual (y no por violación), mujeres de todo el mundo están contando en Twitter los casos de agresión sexual que han vivido o que conocen bajo la etiqueta #Cuéntalo, una iniciativa de la periodista Cristina Fallarás que se ha convertido en tendencia mundial.

"He arrancado el día proponiendo el #Cuéntalo porque creo que CASI TODAS hemos sufrido algún tipo de agresión sexual", escribió Fallarás, unas horas después de que la sentencia que condenó a La Manada por abuso sexual y no por agresión sexual.

Mujeres anónimas, pero también del ámbito público, como periodistas, escritoras y políticas se han sumado con sus historias o comentarios a la iniciativa, entre ellas la portavoz del partido Podemos (izquierda), Irene Montero, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

También ha querido expresar su opinión la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, quien en un mensaje en su cuenta de Twitter consideró "un retroceso para la seguridad de las mujeres" la sentencia de la Audiencia de Navarra contra La Manada.

Botín, reconocida por la revista Forbes como una de las mujeres más influyentes del mundo, publicó en su cuenta un enlace a un artículo de The Washington Post titulado "Por qué muchas víctimas de violación no luchan o gritan", del profesor de psicología James W. Hopper.

Cinco sevillanos de entre 27 y 29 años, que se autodenominaban La Manada, fueron condenados el pasado jueves a nueve años de cárcel por "abuso sexual" en grupo de una madrileña de 18 años en la entrada de un edificio durante las fiestas de San Fermín, en Pamplona en el 2016.

Los magistrados descartaron la violación, y uno de los tres jueces se pronunció incluso a favor de su absolución por el cargo de abusos sexuales. La sentencia, muy inferior a lo solicitado por la fiscalía (22 años), suscitó manifestaciones y protestas en todo el país contra "la justicia patriarcal".

Desde que se conoció la sentencia, se ha producido una gran contestación social en , con multitudinarias manifestaciones en todo el país, además de una iniciativa presentada en la plataforma Change.org para inhabilitar a los magistrados que dictaron el fallo, que ya cuenta con el apoyo de más de un millón de personas.

Fuente: Agencias