Trabajadores de Copeinca-CFG se rehusaron a pescar y pasaron la noche en el muelle Malabrigo. (Foto: cortesía)
Trabajadores de Copeinca-CFG se rehusaron a pescar y pasaron la noche en el muelle Malabrigo. (Foto: cortesía)
Laura Urbina

Trabajadores de las empresas pesqueras Copeinca y CFG paralizaron sus labores en el muelle del puerto Malabrigo, en La Libertad, para exigir la segunda temporada de pesca de debido a la alta incidencia de esta especie en estado juvenil y la falta de recurso marino en el centro norte del mar peruano.

Al menos 150 pescadores de Chimbote, Barranca, Huacho, Ilo y Piura se han negado a embarcarse como medida de protesta para exigir al Ministerio de la Producción (Produce) que decrete la veda de la segunda temporada de pesca industrial.

Los hombres de mar realizaron desde el último jueves un plantón en el muelle de Malabrigo y por la noche durmieron en este lugar como acto de rechazo a la disposición que emitiera Produce el pasado 31 de diciembre.

El dispositivo legal ordena la paralización de las actividades extractivas por un periodo indefinido, dentro de las primeras 30 millas de la costa, desde la costa de Trujillo (La Libertad) hasta la de Nazca (Ica).

“Exigimos que la ministra disponga una veda general. Estamos matando a la anchoveta por las puras. Imarpe (Instituto del Mar del Perú) ha tergiversado la información diciendo que hay una biomasa de 8 millones, pero cuando hemos ido a pescar no hemos encontrado esa cantidad, solo hemos visto poco cardumen grande y bastante anchoveta de 10 centímetros, cuando la talla permisible para pescar es de 12 centímetros”, declaró el secretario general del Sindicato de Pescadores de Chimbote y Anexos, Macedonio Vásquez.

Vásquez comentó que han dialogado con los representantes de la empresa Copeinca y acordaron retomar sus labores hasta que conozca el reporte de la exploración pesquera que han desarrollado cuatro naves en las últimas horas.

Síguenos en Twitter como