Redacción TV+

Quién haya visto “Luz Clarita” seguramente la recuerda como la malvada Mariela que le hacía la vida imposible al persona principal, interpretado por Daniela Luján. Ximena Sariñana ya creció y hoy, a sus 34 años es una famosa actriz y cantante mexicana.

La actriz Ximena Sariñana nació el 29 de octubre de 1985 en la ciudad de Guadalajara. Es hija del cineasta mexicano Fernando Sariñana y de Carolina Rivera.

Como recordamos, Sariñana ha participado en las telenovelas “Luz Clarita”, “María Isabel" y “Gotita de amor”, cuando era una niña. Además, también formó parte de las cintas mexicanas “Hasta morir”, “Todo el poder”, “El Segundo Aire”, “Amor extremo”, “Amarte duele” y “Niñas Mal”, esta última la relanzó a la fama como actriz.

La joven además de tener talento para la actuación, siempre tuvo un lugar especial para el canto en su vida. Estudió música en México en la Academia para Música Fermatta, luego fue becada en el Five Week Program del Berklee College of Music.

En una entrevista para El Comercio en el 2016, reveló cómo mezcló la música con la actuación. “Cuando estaban haciendo el soundtrack de “Amarte Duele”, yo estaba estudiando música y me vi involucrada en la parte de, digamos, supervisión musical. Esto se dio de una manera muy informal. Mi papá me decía: “Oye, a ti que te gusta mucho la música y que estás estudiando, ¿por qué no me enseñas un par de bandas? Quiero que el soundtrack esté lleno de música joven, música nueva de México, con gente que esté haciendo cosas interesantes”. En esa época yo estaba en la escuela de música con Natalia (Lafourcade). Ella estaba grabando su primer disco y recordé que tenía música increíble. Le pedí una copia diciéndole lo que quería mi papá. También le mostré música de Zoé, de Kinky, cosas así. Esa fue inicialmente mi función, pero quizás luego, al darse cuenta de que conseguir las licencias para todo iba a ser imposible, mi papá y el compositor del score, me dijeron que necesitaban música para tres escenas y que creían que yo podía escribir las melodías y las letras. No sabía cómo iban a quedar, pero al final salieron bien y entraron a la película. No fue nada planeado”, indicó en aquella época.

Tras esa incursión en la música, 2006 integró la banda Feliz No Cumpleaños, con la que grabó el EP La familia feliz. “Cuando me metí a estudiar, me tocó una generación muy bonita en esa escuela (la Academia Fermatta). Estaban Natalia Lafourcade, Juan Manuel Torreblanca y muchísimos grandes músicos estudiando al mismo tiempo que yo. Allí fue donde conocí a los miembros de Feliz No Cumpleaños. Nos juntamos para inscribirnos en el festival de la escuela, pero nos gustó componer juntos y seguimos tocando”, contó al mismo diario sobre su banda.

En 2007, viajó a Buenos Aires y Uruguay para grabar su primer disco como solista, con la ayuda de los productores, Tweety González y Juan Campodónico. El álbum de su debut llevó por nombre “Mediocre”, y se lanzó a la venta en febrero de 2008 junto con el sencillo “Vidas paralelas”. En abril, ganó el Disco de oro en México, por la venta de 50 mil discos.

De septiembre de 2010 a abril de 2011 actuó como telonera de los conciertos de la cantante estadounidense Sara Bareilles, en el Kaleidoscope Heart Tour.

En 2011, realizó una gira por el continente asiático, presentando su disco homónimo. Tuvo tanto éxito que varios meses después regresó a presentar diferentes puestas en escena.

La música la ha llevado por buenos caminos. Ha participado en conciertos como Coachella, Lollapalooza y LAMC en Nueva York. Tiene hasta la fecha cuatro álbumes, el último de ellos es “¿Dónde bailarán las niñas?”, el cual define como “muy feminista”.

En una entrevista para EFE en el 2019, indicó que ese “disco salió muy femenino, también muy feminista". "Me encontró en un momento de mi vida en el que me sentía superplena, aceptada y en contacto con mi feminidad y lo que es para mí ser mujer”, explicó.

“Como mujeres, creo que es importante que podamos tener ese espacio positivo. Y lo llevé a un punto muy metafórico que es la parte del baile porque el disco en sí está muy bailable. Y creo que el baile es un momento en el que puedes ser tú misma, que disfrutas mucho y que conlleva cierta libertad”, agregó.

En cuanto a la actuación, hace apenas unas semanas la vimos en la última temporada de la serie mexicana para Netflix “La casa de las flores”. Su carrera todavía se encuentra en ascenso, cuesta arriba y sin límites.

TE PUEDE INTERESAR:

TAGS RELACIONADOS