Redacción EC

La sede en Taiwán de es la primera de la compañía en Asia Pacífico. Fue diseñada por el arquitecto japonés Kengo Kuma y su estructura está compuesta por 29 contenedores.

Aunque la tienda parece impenetrable, el diseño de Kuma utiliza una serie de tragaluces y ventanas de un solo panel para permitir que la luz natural ingrese. De esta manera, transforma la densidad y oscuridad de un contenedor en un espacio agradable y habitable para disfrutar de una bebida.

El proyecto se inspiró en el arco de cubo chino, así como en las hojas y ramas de un árbol de café. La implementación de contenedores se ha convertido en una tendencia arquitectónica común, que se suele utilizar como una declaración para resaltar la importancia de reducir y reutilizar los desechos y materiales industriales.

TAGS RELACIONADOS