Redacción EC

El pelaje de las, sobre todo si son perros y gatos, tiende a transportar ácaros, adquiridas en sus paseos al exterior, que pueden ocasionar . Estas partículas suelen albergarse mayormente en las esquinas de las habitaciones, en las patas de los muebles y sobre la alfombra.


Por ello se aconseja aspirar la alfombra por lo menos dos veces a la semana. De preferencia, emplea una aspiradora que cuente con filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air), ya que gracias a sus fibras de vidrio es capaz de retener hasta las partículas más diminutas que encuentre a su paso.

Por otro lado, para eliminar el olor de las mascotas dentro de tu hogar, puedes optar por mezclar diez gotas de vinagre con dos cucharadas de bicarbonato de sodio en un bowl de agua tibia; después, agrega la preparación a una botella con atomizador y rocíala en los espacios por donde ronda frecuentemente tu engreído. Otro método infalible es trapear el piso con vinagre de manzana diluido en agua. Para ello, utiliza solo cinco gotas y hazlo por lo menos dejando un día.

Ahora bien, para desaparecer las manchas de orina, puedes valerte de tres cucharadas de azúcar morena mezcladas con jugo de un limón. Empapa una mota pequeña de algodón con la sustancia y posteriormente frota la zona afectada. De querer algo más práctico, utiliza paños de lejía. Para conseguir un aroma agradable, dale una última pasada con desinfectante aromatizador.

TAGS RELACIONADOS