sdsdds
sdsdds
Redacción EC

Para que una manta adquiera volumen, debe contar con 3 cm a 9 cm de grosor. Además, deben estar tejidas con hilos de lana natural o de poliéster, que le permiten mantener la apariencia cálida y acogedora. La interiorista Johanna Tresierra dice que de preferencia se puede lucir en las áreas sociales, ya que de esta forma cobrará mayor protagonismo.

Por su parte, la interiorista Nicole Craman recomienda las de tamaño pequeño (1,20 m de largo x 70 cm ancho) si quieres acentuar una silla o banqueta. Para cubrir el ras de la cama o el respaldar de un sofá prefiere una pieza de 1,50 m de largo x 90 cm de ancho. 

sdsd
sdsd

De querer un aire sobrio apuesta por las que tienen tonalidades neutras (blanco, negro, gris). Ahora, si lo tuyo es crear un escenario más colorido, elige las de colores llamativos, como el amarillo, fucsia, naranja y verde. Para que su apariencia perdure debes mandarlas a una lavandería especial al menos una vez al mes. Ahora, si les cae tinta o salsa frota suavemente la zona afectada con pañitos húmedos.

sdsd
sdsd

Efecto acogedor

Para reforzar su cálida apariencia, apuesta por mezclarla con cojines del mismo material. También puedes aprovechar el generoso uso de detalles naturales, como la fibra natural y la madera clara en tus muebles. 

sds
sds

Fuentes: Johanna Tresierra, interiorista. www.arquitectajte.com / Nicole Craman, interiorista. T. 9459- 08482