Edinson Cavani buscará su salida del Manchester United para tener más protagonismo. (Foto: Agencias)
Edinson Cavani buscará su salida del Manchester United para tener más protagonismo. (Foto: Agencias) / Peter Powell
Redacción EC

Todo estaría cerrado. El Barcelona tiene necesidad de un delantero y Edinson Cavani desea ser más protagonista en el campo de juego, por ello se concretaría su fichaje como azulgrana en el mercado de invierno en Europa que iniciará en un mes. La baja de Sergio Agüero ha forzado a Xavi Hernández a encontrar lo más pronto posible un nuevo atacante.

Tal y como informa este jueves el diario británico ‘The Times’, el futbolista uruguayo de 34 años tendría claro su deseo de abandonar la Premier League y fichar por el Barcelona desde el próximo mes.

El Manchester United no quiere desprenderse del charrúa, pero tampoco se cerrará en banda para evitar su salida. El Barcelona está echando el resto para fichar a Ferran Torres, pero el delantero uruguayo podría recalar también en el Camp Nou siempre y cuando su fichaje no supusiera un desembolso en forma de traspaso.

La incorporación del charrúa sería un fichaje ‘low cost’. A nivel deportivo, Cavani tiene el visto bueno de todos los estamentos deportivos de la entidad azulgrana.

Cavani cree que aún le quedan dos años a buen nivel, y antes de dar por concluida su carrera quiere probar suerte en la Liga española tras haber pasado ya por Italia, Francia e Inglaterra. Sin embargo, de no darse un acuerdo entre clubes, el atacante podría caer en el Camp Nou la próxima temporada.

El nacido en Salto finaliza contrato con el Manchester United el 30 de junio de 2022, y el conjunto azulgrana no tendría que pagar cantidad de traspaso para ficharle. Esa sería la otra opción que el Barcelona y Cavani manejarían para unir caminos tarde o temprano.

Lo cierto es que con sus problemas financieros, en el Barcelona las opciones de traspasos a coste cero se están convirtiendo ya en una tónica habitual, para fijar sus esfuerzos en jugadores que finalicen contrato. Ya pasó con Dani Alves, y lo mismo podría suceder con César Azpilicueta.