FIFA: Ali Bin Al Hussein único rival de Blatter en elecciones
FIFA: Ali Bin Al Hussein único rival de Blatter en elecciones
Redacción EC

En cuestión de horas, la lucha por la presidencia de la pasó a ser una disputa de dos contendientes: el suizo y el príncipe jordano pelearán por el trono mayor del fútbol tras las renuncias anunciadas hoy por Luis Figo y Michael van Praag.

A ocho días del decisivo Congreso de Zúrich, el tablero electoral se sacudió en un intento despeperado de la oposición a Blatter por evitar la casi segura reelección del suizo.

Al-Hussein, vicepresidente de FIFA, tendrá ahora la difícil misión de destronar a un Blatter que a sus 79 años se encamina a un quinto mandato consecutivo al frente del entre rector. O evitar por lo menos una derrota abrumadora.

"Hay en todo el mundo un verdadero deseo de cambio y de progreso. Si los miembros realmente quieren expresar ese deseo en la elección, entonces tenemos una muy buena oportunidad", aseguró Al Hussein durante una conferencia de prensa en la noche de Ámsterdam, cuando ya se habían conocido las renuncias de Van Praag y de Figo.

Van Praag, jefe de la Federación Holandesa de Fútbol y un firme opositor de Blatter, dio primero a conocer su renuncia a través de su equipo de campaña para apoyar a Al-Hussein. Por la noche, se mostró con Al-Hussein en la rueda de prensa, dándole su apoyo.

En medio de ambas situaciones, Figo anunció su renuncia con una dura carta publicada en su Facebook, aunque sin cerrar filas con el príncipe jordano.

Las renuncias despejan así un panorama electoral que llegó a contar con seis contendientes, incluyendo a los franceses Jerome Champagne y David Ginola, marginados hace varios meses en el proceso de inscripción.

Al-Hussein contará presumiblemente con el apoyo de Europa, fuertemente enfrentada a Blatter, pero el suizo goza de amplios apoyos en las confederaciones de América (Concacaf y Conmebol), África y Asia.

El príncipe Ali se encontró la semana pasada con Van Praag y Figo en la sede de la Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) en Nyon, donde según medios de prensa hablaron sobre unir fuerzas. Una especulación que hoy finalmente se concretó entre dos de las partes.

"Después de deliberar y reflexionar con diferentes partes y actores involucrados, Michael van Praag decidió retirar su candidatura a convertirse en el próximo presidente de FIFA y unir fuerzas con el candidato presidencial príncipe Ali Bin Al-Hussein", anunció el equipo de campaña del holandés.

"La FIFA tiene que cambiar y eso es imposible bajo el mandato del actual presidente", destacó Van Praag por la noche, en la conferencia de prensa que brindó junto a Al-Hussein y en la que ratificó su apoyo al príncipe jordano.

"Estoy encantado de que Michael me apoye ahora y el viernes también durante la elección en Zúrich", agregó Al-Hussein.

Más duro fue Figo, que lanzó muy duras críticas al organismo presidido por Blatter y denunció múltiples irregularidades en el proceso electoral.

"Durante los últimos meses he sido testigo de sucesivos incidentes, por todo el mundo, que deberían avergonzar a todo aquel que desee un fútbol libre, limpio y democrático", señaló el ex futbolista portugués.

"He visto con mis propios ojos a presidentes (de federaciones) que, un día después de haber comparado a los líderes de la FIFA con el diablo, luego comparan a esa misma gente con Jesús. Nadie me contó esto. Lo he visto con mis propios ojos", lanzó, al tiempo que lamentó la inexistencia de un debate electoral.

"¿Alguien piensa que es normal que una elección para una de las organizaciones más relevantes del planeta puede hacerse sin un debate público? ¿Alguien piensa que es normal que uno de los candidatos ni siquiera se preocupe en presentar un manifiesto que pueda ser votado el 29 de mayo? ¿No debería ser obligatorio presentar ese manifiesto para que el presidente de cada federación pueda saber lo que está votando?", se preguntó.

"Eso sería lo normal, pero este proceso electoral es cualquier cosa menos una elección", afirmó Figo, antes de apuntar directamente sobre Blatter.

"Este proceso es un plebiscito sobre la entrega del poder absoluto a un hombre, algo a lo cual me niego. Después de una reflexión personal y de haber intercambiado opiniones con otros dos candidatos, creo que lo que va a ocurrir el 29 de mayo en Zúrich no es un acto electoral normal. Y para eso no cuenten conmigo", lanzó.

Más tarde, se espera que Van Praag brinde hoy una conferencia en Ámsterdam, mientras que Al Hussein podría emitir simultáneamente un comunicado dando a conocer su posición ante el nuevo panorama abierto.

FUENTE: DPA

LEE TAMBIÉN...