Kenyi Peña Andrade

“Quisiera ser grande”, un clásico cinematográfico ochentero protagonizado por el emblemático Tom Hanks, enseñó a los niños y jovencitos de aquella generación que es necesario convertirse en un adulto de 30 años para poder alcanzar una vida exitosa y cumplir los sueños que suelen afanar en infancia.

Sin embargo, en pleno siglo 21, varios de los deportistas top nos muestran una realidad muy distinta a la película en mención. Ser joven ya no solo es una excusa para soñar, sino también para convertir las fantasías en realidad pura a una edad prematura. Por ello, a continuación hacemos un repaso de distintos atletas que, en la flor de su juventud, ya arrancan aplausos y ganan títulos por doquier en sus respectivas disciplinas.